Hokkaido, detienen las búsquedas: 40 muertos. La diócesis abre sus puertas a quien necesite ayuda

Hay todavía unas 2.700 personas en los centros de acogida. Volvió la energía eléctrica, pero es todavía inestable. Ocho mil casas están sin agua corriente. El obispo de Sapporo: esperemos volver pronto a la normalidad.

 


Sapporo (AsiaNews)- Son en total 40 las personas que perdieron la vida en el último violento terremoto que el 6 de setiembre sacudió la isla de Hokkaido, en el norte de Japón. Fue el gobierno quien anunció la cuenta, que parece ser definitiva, mientras tanto las operaciones de socorro se suspenden.

El terremoto de magnitud 6.7, afectó a la la isla a las 3.08 de la madrugada del pasado 6 de setiembre, dejando a los ciudadanos en la oscuridad y destruyendo casas e infraestructuras. Por el momento, cerca de unas 2.700 personas viven todavía en los centros de acogida creados por el Estado. La provisión eléctrica fue reajustada, pero igualmente permanece inestable. La prefectura y la Hokkaido Electric Power Co. piden a los residentes que limiten su uso. Mientras tanto, unas 8 mil familias casas no tienen agua corriente.

 

La Iglesia japonesa intervino inmediatamente socorriendo a la población- “He dado órdenes que abran las parroquias para recibir a las víctimas – refiere a AsiaNews; Mons. Bernard Katsuya, obispo de Sapporo – en particular a los turistas extranjeros y a las personas diversamente hábiles. El centro diocesano permanecerá abierto para las personas que lo necesitarán. En este momento (hace dos días, Ndr) nos ocupamos de las emergencias. Visto que las infraestructuras son velozmente reparadas, esperemos que la situación vuelva pronto a la normalidad. Será necesario organizar la asistencia por largo tiempo y elegir voluntarios. Los movimientos telúricos de asentamiento continúan y las personas tratan de estar preparadas, almacenando comida y agua”.
 

GIAPPONE_-_0910_-_Hokkaido_1.jpg GIAPPONE_-_0910_-_Hokkaido_1.jpg GIAPPONE_-_0910_-_Hokkaido_1.jpg