Por primera vez, Duterte admite que ha habido homicidios extrajudiciales en los operativos antidroga

La Policía Nacional Filipina (PNP) estima que dio muerte a cerca de 4.500 personas de manera legítima. Organizaciones y observadores internacionales calculan que fueron muertas más de 12.000 personas, y que muchas de ellas fueron víctimas de ejecuciones sumarias.  


Manila (AsiaNews) – Por primera vez, el presidente filipino Rodrigo Duterte (foto) admite que en el marco de la guerra contra la droga, promovida por su gobierno, han tenido lugar homicidios extrajudiciales. La confesión podría dar impulso a las dos denuncias contra Duterte presentadas ante la Corte Penal Internacional (ICC) de La Haya. En un discurso pronunciado ante la presencia de funcionarios de gobierno en el palacio presidencial, esta mañana, Duterte volvió a afrontar uno de los temas que más han sacudido al país en los dos primeros años de su mandato.

El presidente afirmó que había desafiado a los militares del gobierno y de la policía a removerlo de su cargo, en caso de no estar satisfechos con el modo en que está conduciendo el gobierno de la nación. “He dicho a los militares ¿qué culpa tengo? ¿Acaso he robado un solo peso? - dijo Duterte – mi único pecado son los homicidios extrajudiciales”. Poco después del discurso de Duterte, el vocero de gobierno, Harry Roque, invitó a los ciudadanos a “no tomar en serio la frase en broma, dicha por el presidente”.  

La Policía Nacional Filipina (PNP) afirma haber dado muerte a cerca de 4.500 personas en los operativos para combatir la droga, llevados adelante en los últimos dos años, insistiendo en el hecho de que en todos los casos, el uso de la fuerza fue legítimo. Sin embargo, ciertas organizaciones internacionales estiman que han muerto más de 12.000 personas y que muchas de ellas fueron víctimas de ejecuciones sumarias. La Iglesia católica es una de las pocas voces que denuncian las muertes, a pesar de los sondeos, que revelan la amplia popularidad del presidente filipino. En respuesta a las críticas sobre los homicidios extrajudiciales, Duterte ha lanzado ataques contra obispos y sacerdotes, en más de una ocasión.  

FILIPPINE_-_0928_-_Duterte.jpg