Mons. Hindo: el periodista cristiano fue liberado, temores por nuevos abusos kurdos

Souleman Yusph transcurrió algunos días detenido, luego fue liberado. Sus condiciones de salud son buenas, pero quiere mantener un bajo perfil. Obispo sirio. “Fue arrestado por haber contado la verdad” Y denuncia la campaña de los kurdos (turcos e iraquíes) que quieren ocupar el área.

 


Hassaké (AsiaNews) -El periodista asirio Souleman Yusph fue liberado” después de haber transcurrido “algunos días” en manos de las autoridades kurdas. Sus condiciones de salud “son buenas” y no demuestra “problemas” particulares, si bien ahora “eleigió encerrarse en su casa y no hablar”. Es cuanto narra a AsiaNews, Mons. Jacques Behnan Hindo, guía de la archieparquía siro-católica de Hassakè-Nisibi, que confirma la reencontrada libertad del activista asirio y cronista asirio. “Es comprensible que él quiera mantener un bajo perfil-agrega el prelado- pero yo quiero denunciar a gran voz la campaña discriminatoria de los kurdos contra los cristianos en el nordeste de Siria”.

Souleman Yusph  (en la Foto, el abrazo con sus familiares después de su liberación) figura de primer plano de la comunidad asiria en el nordeste de Siria, es una de las voces con mayor autoridad en la protesta contra la clausura de las escuelas cristianas (asirias y caldeas) en la región a fines de agosto por orden de los kurdos. Él realizó numerosos reportajes e investigaciones de denuncia, desafiando en modo abierto a las intimidaciones y las amenazas y fue por esto que terminó en la mira de las autoridades.

Fuentes locales refieren que él fue detenido al menos por unos 5 días, desde el 30 de septiembre al 4 de octubre pasado, para luego ser liberado sin explicaciones o notificaciones de su detención. La confirmación de la liberación llegó sólo en estas últimas horas, después que algunos testigos (detrás de anonimato, por miedo a retorsiones) habían anticipado en los días pasados la noticia, si bien manteniendo un bajo perfil.

Mientras tanto sobre la cuestión surgen ulteriores detalles: el arresto fue a las 9 de la noche en la ciudad natal de Qamishli por manos de un grupo de agentes de la Sutoro, una fuerza de policía compuesta por miembros de etnia asira que responde a las órdenes de las autoridades kurdas ( y en particular, de la unidades de protección del pueblo, YPG). Testigos oculares hablan de un convoy de 3 furgones, con a bordo al menos unos 10 policías asirios que “lo detuvieron y se lo llevaron”.

En el contexto de la acción fueron secuestrados también diversos bienes y propiedades del hombre, entre los cuales su computadora personal y numerosos documentos, recopilados en el pasado en el contexto de su campaña de denuncia. Durante las operaciones de requisa algunos agentes permanecieron en el exterior de la habitación, para controlar la calle y evitar posibles protestas.  

En los días precedentes a la detención en su página de facebook había publicado artículos y fotos de denuncia de los abusos contra las escuelas cristianas y de los daños contra el patrimonio cultural y educativo de la sociedad asiria. En respuesta, la dirigencia de la Sutoro difundieron una nota en la cual- si bien sin mencionar la cuestión de Yusph- hablan de acciones tomadas para detener la difusión de falsas noticias y difamatorias, que minan la base de la democracia.

“Él fue arrestado por el solo hecho de haber contado la verdad, por haber denunciado los abusos”, acusa Mons. Hindo, según el cual “no es posible excluir que se repitan ataques mirados o episodios de violencia” en el próximo futuro. “De las autoridades kurdas- advierte- no esperamos cualquier cosa. No entienden que son peones en manos del Occidente y se dejan usar para finalidades políticas”.

En los próximos días el prelado debería encontrarse con una delegación kurda y advierte: “será un encuentro agitado”. “Ellos saben- prosigue- que estoy contra el modo de obrar y gobernar la región”. El mayor problema, concluye, “no son los kurdos sirios, sino los que vienen de Turquía y del Kurdistán iraquí y quieren transformar la antigua Mesopotamia en un territorio de ellos”.

 

SIRIA_-_giornalista_rapito_update.jpg