Afganistán celebra elecciones mañana, en medio de atentados y con riesgo de fraude

Al menos 2.565 candidatos compiten para la renovación de los 249 escaños de la Cámara baja del Parlamento; entre ellos, se han postulado 400 mujeres. Los talibanes reivindican el asesinato del jefe de la policía de Kandahar. Descubren pistas de fraude: se estaban distribuyendo documentos de identidad falsificados.  


Kabul (AsiaNews/Agencias) –  En medio del miedo por nuevos atentados y por las amenazas explícitas de terroristas talibanes que prometen “hacérsela pagar a los enemigos” que osen acudir a las urnas, mañana, cerca de 8,9 millones de ciudadanos afganos serán convocados a expresar su voto. La criticidad que revisten los comicios queda demostrada por el hecho de que las elecciones en el país fueron aplazadas por tres años. En total, los candidatos suman 2.565 –400 de ellos, mujeres- que competirán para la renovación de los 249 escaños de la Cámara Baja del Parlamento. Sobre la jornada electoral se proyecta la sombra de un probable fraude, tras haberse descubierto una red dedicada a la falsificación de documentos de identidad.

Los expertos consideran la jornada electoral de mañana como una prueba de fuego para una votación aún más importante: las elecciones presidenciales, que han sido fijadas para el 20 de abril de 2019. Los comicios de mañana se llevarán a cabo en un país prácticamente “blindado” donde continuamente se percibe en el aire un clima de incertidumbre y preocupación, a causa de los recientes atentados que se llevaron la vida de cerca de 100 personas. Una de las víctimas fue el General Abdul Razik, quien se desempeñaba como comandante de policía en la provincia de Kandahar. Él fue asesinado ayer, mientras participada en una reunión en la residencia del gobernador, cuyo objetivo real era el atentado (reivindicado por los talibanes) contra el general americano  Austin “Scott” Miller, que resultó ileso. Razik, de 39 años, era considerado el hombre más poderoso del sur del país. El presidente Ashraf Ghani dijo en sus declaraciones que él fue “martirizado”. Hoy el gobierno decidió aplazar una semana la votación en la provincia.

Nasrat Rahimi, vice-vocero del Ministerio del Interior, hizo saber que en todo el país se han desplegado 70.000 militares para garantizar la seguridad de las elecciones. Sin embargo, los analistas denuncian episodios de corrupción y fraude, como  la presencia de boletas electorales en cuyo frente figuran decenas de hijos y parientes de los ex “señores de la guerra”.  

En lo que respecta a la participación femenina, no faltan las críticas: si bien el número de candidatos es el más alto en toda la historia del país, muchos de ellos se quejan de haber sufrido amenazas o agresiones. Los incidentes se han propagado fundamentalmente en las zonas rurales, que es donde también se registra la tasa más baja en cuanto a inscripción de las mujeres en colegios electorales. Según los analistas, esto no hace más que evidenciar cuán lejos están las mujeres de ser aceptadas en la vida política de una sociedad que aún sigue arraigada al sistema tradicional. 

AFGHANISTAN_-_1019_-_Elezioni_1.jpg AFGHANISTAN_-_1019_-_Elezioni_1.jpg AFGHANISTAN_-_1019_-_Elezioni_1.jpg