Obispos de Sri Lanka: que el presidente ponga fin a la crisis política
de Melani Manel Perera

Bajo la presión internacional, Maithripala Sirisena vuelve a convocar al Parlamento. La reapertura está programada para el 7 de noviembre, cuando los diputados se encontraran frente a dos primeros ministros. La sociedad civil recolecta 16 mil firmas a favor del primer ministro despedido: "Sirisena ha traicionado las promesas electorales".


Colombo (AsiaNews) – Que los partidos políticos de Sri Lanka "dejen de lado sus intereses y resuelven el conflicto en curso respetando las reglas de la Constitución". Esto es lo que piden los obispos católicos de Sri Lanka, interviniendo en la crisis política que animan al País desde la semana pasada. Mientras tanto, bajo la presión internacional, el presidente Maithripala Sirisena anunció la reapertura del Parlamento, después de haber suspendido su trabajo y despedido al primer ministro Ranil Wickremasinghe, su aliado gubernamental.

Mientras tanto, las asociaciones de la sociedad civil protestan contra la inesperada elección del jefe de estado, que también ha llevado al poder al ex dictador Mahinda Rajapaksa, acusado de haber cometido abusos y amenazas durante la guerra civil. Primero programada para el 5 de noviembre, el trabajo del Parlamento debe reanudarse el 7. En esta ocasión, los diputados enfrentarán una situación inusual con dos primeros ministros (uno elegido, el otro designado), quienes trataran de ganarse la confianza de la mayoría.

El premier desautorizado escribió en su perfil de Twitter: "La voz de la gente ha sido escuchada. La democracia prevalecerá". Ayer, miles de sus partidarios se reunieron en Colombo. Uno de ellos le dijo a AsiaNews: "Sirisena ha traicionado las promesas que hizo en la campaña electoral, por las cuales votamos".

El día anterior, el 31 de octubre, una delegación de activistas se reunió con el presidente del Parlamento Karu Jayasooriya, a quien entregó una petición firmada por más de 16 mil personas.

En la declaración oficial, la Conferencia Episcopal (Cbcsl) enfatiza que, para los exponentes políticos, "lo importante no es permanecer en el poder ni alcanzar el poder, sino que en el servicio al pueblo está el desarrollo del país".

La Iglesia Metodista también expresa preocupación por la crisis constitucional. Mons. Asiri Perera enfatiza que "el conflicto no es obra de los ciudadanos de Sri Lanka, sino sólo de las acciones irresponsables de los líderes políticos". Como cristianos, agregó, "no podemos lavarnos las manos. Tenemos la responsabilidad de arrodillarnos ante Dios y buscar su bendición y mediación para nuestro país y su gente".

 

SRI_LANKA_-_1102_-_Crisi_politica_1.jpg SRI_LANKA_-_1102_-_Crisi_politica_1.jpg SRI_LANKA_-_1102_-_Crisi_politica_1.jpg SRI_LANKA_-_1102_-_Crisi_politica_1.jpg