India, los orfanatos de Madre Teresa vuelven a estar en el sistema de adopciones internacionales

La congregación suspendió las adopciones desde 2015, cuando el gobierno indio abrió las adopciones también a los single, separados o divorciados. La registración de los institutos en el Estado permite “dar un rostro” a los huérfanos.

 


Nueva Delhi (AsiaNews)- La Misioneras de la caridad, la congregación fundada por Madre Teresa de Calcuta, reinicó la registración de sus orfanatos en el sistema indio de las adopciones internacionales. Esto no significa, afirma una fuente católica, “que reiniciarán las adopciones”. “Es necesario ver si las religiosas pondrán condiciones sobre la elección de los futuros padres”.

El bloqueo de las adopciones nacionales e internacionales por parte de los institutos dirigidos por la religiosas de Madre Teresa estaba en vigor desde agosto de 2015, desde cuando los Nirmala Shishu Bhawans (los orfanatos) interrumpieron toda práctica. El bloqueo era una protesta contra las líneas guías del gobierno que permiten también a los single, separados o divorciados y en sentido más general, también a homosexuales y parejas gay.

En la última semana se difundió la noticia que las religiosas habrían ciertamente retomado las adopciones. La confirmación fue dada por Maneka Ghandi, ministro indio para el Desarrollo de las mujeres y de los niños, que el 29 de octubre se encontró con una delegación de religiosas. Después el ministro hizo trascender una presunta disponibilidad de la congregación a reiniciar las adopciones después de 3 años de suspensión. Si bien no hay confirmaciones oficiales, los expertos consideran que la atención del ministro se deba al intento de controlar cuánto sucede en los institutos, después del caso de la venta de menores en Ranchi.

La noticia del encuentro suscitó sensación en India. El 2 de noviembre intervino Prema Pierick, superiora general de la congregación, que confirmó el encuentro con Ghandi. En la nota oficial, declara que “informó al señor ministro que la mayor parte de las Casas para los niños (48 sobre un total de 79, Ndr) están ya registradas según el Juvenile Justice Act 2015  y las restantes están en fase de completar las formalidades de registración”. Al final de la nota, sor Prema afirma: “Recemos para que la colaboración entre las Misioneras de la caridad y el señor ministro y su ministerio puedan servir al bien de los hijos de Dios necesitados de amor y cuidado”.

Según el Juvenile Justice (Care and Protection of Children) Act 2015, todos los institutos que acogen a menores- dirigidos por el Estado o por Ong privadas- tienen la obligación de registrarse al “Carings”, el sistema de guía e informaciones sobre las adopciones de niños. Una vez efectuada la registración, es obligatorio afiliarse al más cercano ente que se ocupa de adopciones. Luego, los trámites son gestionados por el Cara (la autoridad central para las adopciones), que realiza los controles preadoptivos y la selección de los menores.

La registración de los institutos, explica un experto en adopciones, “permite dar un rostro a los pobres niños huérfanos, enfermos o discapacitados, que de otro modo terminarían siendo personas ‘invisibles’. Al mismo tiempo es sólo desde adentro del sistema del Cara que las religiosas de Madre Teresa podrían hacer valer sus propias opiniones, si tuviesen la intención de cambiar la normativa”.

Según personalidades católicas, la declaración de sor Prema no confirma cuanto “se da por descontado por el ministro y por la prensa”. “No está dicho que después de la registración de los orfanatos, las religiosas estén dispuestas a dar a los niños en adopción a single o parejas gay. Es probable que continuarán a oponerse sobre este punto y a querer hacer su propia selección de los futuros padres, considerando el bien del menor”.

 

INDIA_-_1107_-_Adozioni_1.jpg