Rohingya, ninguno de los refugiados quiere repatriarse

Hoy estaba previsto el inicio de las operaciones con la transferencia de 150 refugiados, elegidos entre los primeros 2.260. La UNHRC y las organizaciones humanitarias en los campos prófugos rohingya se declararon perplejos. De parte de los activistas rohingya presiones contra la repatriación y amenazas a los operadores extranjeros y ancianos que sugieren el retorno. Decenas de familias ya escaparon de los campos de Cox´s Bazar.

 


Cox’s Bazar (AsiaNews/Agencias) – Ninguno entre los refugiados rohingya en Bangladés tiene intención de volver a Myanmar y Daca no forzará el proceso de repatriación. Es cuanto afirma hoy el comisario de Bangladés para los refugiados, Mohammad Abul Kalam. Las declaraciones del funcionario alimentan las dudas sobre la partida del primer grupo de rohingya hacia el Estado occidental de Rakhine.

Con la transferencia de 150 refugiados, elegidos entre los primeros 2.260, que estaba previsto para hoy el inicio de las operaciones de repatriación de los centenares de miles de rohingya escapados de Myanmar entre 2016 y 2017: cerca de los 720 mil que se pudieron salvar de las últimas violencias sectarias se agregaron a los 300 mil ya presentes en Bangladés. “Según la evaluación voluntaria del Consejo por los derechos humanos de las Naciones Unidas (UNHCR), ninguna de las 50 familias entrevistadas expresó la voluntad del volver atrás, en las circunstancias actuales. Por el momento, “ninguno se siente al seguro”, declara Kalam.

En los días pasado, la UNHRC y las organizaciones humanitarias que obran en los campos prófugos rohingya se declararon perplejos respecto al inicio del proceso. Los temores se refieren sobre todo a la seguridad en Myanmar de los refugiados, seleccionados según los criterios establecidos por los acuerdos entre Naipyidó y Daca. Bangladés afirmó que no obligaría a nadie a volver y pidió a la UNHRC que verifique si cuantos estaban en la lista, están dispuestos a enfrentar el viaje.

Los activistas rohingya han realizado presiones contra la repatriación y hasta han amenazado a los operadores extranjeros y a los ancianos de los campos, que sugirieron el retorno de los refugiados. Por miedo de ser repatriados, decenas de familias ya se escaparon de los campos de Cox´s Bazar, donde aumenta la presencia de soldados de Bangladés. El 30 de diciembre en Bangladés se realizarán las elecciones generales y la crisis de los refugiados es una de las cuestiones más importantes que el futuro gobierno deberá enfrentar.
 

BANGLADESH-MYANMAR_-_1115_-_Rohingya.jpg