Tokio, Abe renueva el armamento: pronto se recibirán portaaviones de 1945

El gobierno atenderá la promesa de adquirir un mayor número de equipamiento militar estadounidense. El plan quinquenal impone un gasto récord en el área de Defensa, en torno a los 27,47 billones de yens (244 millardos de euros), antes de marzo del 2024. Los críticos defienden la Constitución pacifista.  


Tokio (AsiaNews/Agencias) – Las Fuerzas armadas de Japón recibirán los primeros portaviones de la Segunda Guerra Mundial y decenas de aviones de combate. Aprobado ayer, el nuevo plan de Defensa aún es blanco de críticas por parte de la opinión pública. Orientado a contrarrestar el creciente poderío militar chino, el programa quinquenal es la última medida del primer ministro Shinzo Abe para reforzar el aparato militar del país.

Abe sostiene que los esfuerzos son necesarios, a la luz de los crecientes desafíos que plantea la seguridad en la región, entre ellos, las tensiones con Corea del Norte y, fundamentalmente las “fuertes preocupaciones” que genera la expansión de sello militar encarada por Beijing. Sin embargo, los críticos sostienen que esta medida aleja a Tokio de los principios que animaron la Constitución pacifista sancionada luego de la Segunda Guerra mundial: ésta limita al país en lo que respecta a la posesión de armamento considerado ofensivo.

El plan quinquenal impone al área de Defensa un gasto récord cercano a los 27,47 billones de yens (244 millardos de euros) antes de marzo de 2024. El ministerio proveerá el reforzamiento de dos cazatorpederos de tipo Izumo (de baja gama). Los buques de guerra, que actualmente son utilizados como portahelicópteros, podrán transportar aviones de combate con una capacidad de despegue corto y aterrizaje vertical, como el avión de caza F-35B.

En un plan aparte, que también fue aprobado ayer por el gobierno, Japón se compromete a adquirir 42 aviones de caza F-35 en el próximo decenio, con la variante del F-35B vastamente considerada como la candidata más probable. En el mismo período, prevé hacerse de 105 aviones F-35A, una variante del jet que realiza despegues y aterrizajes convencionales, y que por ende no puede ser utilizada sobre los cazatorpederos.

Las últimas medidas del gobierno japonés atienden las promesas de adquirir un mayor número de equipamiento militar estadounidense. El presidente de los EEUU, Donald J. Trump, en más de una oportunidad se ha quejado del importante déficit comercial de Washington con Tokio, y había solicitado a Abe expandir las capacidades defensivas del país. 

GIAPPONE_-_1219_-_Portaerei.jpg