En Mindanao, los musulmanes se dividen frente al referéndum por la autonomía

Hoy la población acude a las urnas para votar en el plebiscito por una nueva Región autónoma de  Bangsamoro en el Mindanao musulmán (BARMM). Se prevé una afluencia del 75%. Los resultados finales se darán a conocer en cuatro días. El desarrollo de la convocatoria es custodiado por un contingente de 20.000 soldados y agentes de policía. Misionero del PIME: “En los bastiones islámicos, hay muchos que están en contra del ‘sí’”. 


Zamboanga (AsiaNews) – Cerca de 2,8 millones de filipinos que residen en la isla meridional de Mindanao han sido convocados a participar en el histórico referéndum sobre la Bangsamoro Organic Law (BOL) que se está desarrollando en estas horas. De ser aprobada, la ley dará vida a un territorio autónomo en el área señalada como Bangsamoro (nación de los Moros), donde viven al menos 4 millones de personas, en su mayoría musulmanes. En la votación, participan los electores de aquellos territorios que solicitan la inclusión en la nueva Región autónoma (BARMM). Hoy es el turno de las zonas que componen su núcleo; el próximo 6 de febrero se llamará a votar en aquellas unidades de gobierno limítrofes que solicitan la inclusión voluntaria en dicha región.    

La Comisión electoral prevé una afluencia del 75%. Una vez realizada la consulta, dentro de los cuatro días, las autoridades comunicarán los resultados finales. El desarrollo de la votación es custodiado por un contingente de 20.000 soldados y agentes de policía, ante el temor de que se produzcan acciones violentas por parte de grupos armados rebeldes. La BOL deriva de un acuerdo de paz firmado en 2014 entre el gobierno y los insurrectos del  Moro Islamic Liberation Front (MILF). Expresión del grupo étnico de los Maguindanao, los militantes del MILF son llamados a gestionar la trienal fase de transición política así como los 950 millones de dólares estadounidenses en inversiones, que Manila se comprometió a devolver a la BARMM en los próximos diez años.  Esto alimenta el descontento de las otras etnias islámicas, como los Tausūg, -que han declarado que prefieren el marco federal- y los Maranao.

“A pesar del optimismo manifestado por la cúpula del MILF, es probable que la BOL no se apruebe”. Es lo que afirma, al dialogar con AsiaNews, el Pbro. Stefano Mosca, un misionero del Instituto Pontificio de Misiones Extranjeras (PIME) que vive en Zamboanga del Sur. “El gobierno ha mantenido tratativas exclusivas con ellos, excluyendo de hecho a los demás grupos musulmanes, que ahora se oponen a la ley. Según ellos, la BOL favorecería solo al MILF: la organización recibirá de Manila 50 millones de pesos (832.000 euros) en los próximos cinco años, como resarcimiento por las injusticias padecidas por la población islámica”.  

El referéndum sobre la BOL no afecta a las regiones de Mindanao donde el PIME está presente. (Zamboanga del Norte, Zamboanga del Sur, Zamboanga Sibugay). Allí, aunque los musulmanes son numerosos, representan una minoría. “Entre los cristianos de nuestras zonas –prosigue el P. Mosca- muchos ni quiera están al tanto del referéndum. Otros acusan a los islámicos de “traidores” y no confían en ellos. De momento no es posible anticipar el escenario que se abriría ante un ‘no’. Se difunde el miedo a que los militantes del MILF puedan reanudar acciones violentas, como atentados o el rapto de ciudadanos extranjeros. Nuestro obispo nos ha pedido –a un co-hermano que vive aquí, en Lakewood, y a mí- que aceptemos una custodia. A partir de mañana, un agente de policía seguirá nuestros desplazamientos y tomaremos algunas precauciones. Sin embargo, no estamos preocupados, esta es la práctica habitual en época de elecciones. La población local es muy colaborativa: siempre está dispuesta a señalar ante las autoridades a cualquier individuo o movimiento sospechosos”.  

FILIPPINE_-_0121_-_Mindanao.jpg