Críticas de Australia a la libertad a Abu Bakar Baasyir. Indonesios divididos
de Mathias Hariyadi

El ideólogo de Jemaah Islamiah (JI) es la mente de los atentados en Bali. Entre las 202 víctimas, 88 australianos. Canberra: “Que Baasyir descuente la pena entera”. El presidente Joko Widodo ordena una evaluación profunda sobre la decisión.

 


Yakarta (AsiaNews) –La decisión de excarcelación del líder islámico Abu Bakar Baasyir (Foto), mente de los atentados de Bali en 2002, divide a los indonesios y provoca las críticas internacionales, en particular del gobierno australiano. Baasyir rechaza reconocer la Pancasila”. filosofía pluralista sobre la cual se funda el Estado indonesio, a la cual cada detenido está obligado a jurar fidelidad. El líder espiritual de 80 años de la Jemaah Islamiah (JI), grupo armado de inspiración islamista, no firma ni siquiera los documentos en los cuales se compromete en no realizar más los delitos que le costaron la cárcel.

Baasyir había sido condenado en 2011 a 15 años, por haber financiado un campo de adiestramiento de fundamentalistas en la provincia de Aceh. Si bien está involucrado en los atentados de Bali, el líder islamista no recibió condenas por la acción terrorista, en el cual murieron 202 personas. Entre éstos hay 88 ciudadanos australianos. Scott Morrison. Premier de Camberra, reafirmó ayer el deseo que Baasyr purgue toda la pena.

El presidente Joko Widodo ordenó una evaluación profunda sobre la decisión de liberar a Baasyir. Lo confirma hoy el general Wiranto, ministro indonesio encargado de la coordinación de los Asuntos políticos, legales y de Seguridad. El anuncio sigue a la declaración hecha hace 4 días por Widodo sobre la liberación “por motivos humanitarios”.

El caso Baasyir alimenta el debate entre los indonesios, que en el próximo abril verá contrapuestos al moderado Widodo, que mira a su segundo mandato y las formaciones políticas que promueven un islam conservador. Entre los favoritos de la liberación hay quien teme violentas manifestaciones de protesta por parte de los seguidores de Baasyir, en el caso que el religioso muriese en la cárcel: el clima de tensión sería aprovechado también por los rivales de Widodo para fines políticos.

Es opinión difundida entre quienes se oponen a la decisión que Baasyir no merece estar libre por su aversión hacia un Estado indonesio laico. hay además quien ve en su liberación un “intercambio” por la excarcelación anticipada del ex gobernador de Yakarta, el cristiano de etnia china Basuki “Ahok" Tjahaja Purnama: las autoridades intentarían así aplacar las iras de los movimientos radicales.  Ace Hasan Syadzily, responsable de la campaña electoral de Widodo, desmiente la hipótesis: “La liberación de Baasyir se basa principalmente motivaciones humanitarias, sin expedientes políticos”.
 

INDONESIA_-_0121_-_Baasyir.jpg