ONU: acuerdo entre gobierno y rebeldes hutíes para el retiro de tropas en Hodeida

Para las Naciones Unidas, es un “progreso importante”. Luz verde en la primera etapa del plan tendiente a redistribución en la ciudad portuaria. El área es el punto de ingreso de productos de importación y de ayudas humanitarias internacionales, como son comida y medicamentos. Las partes lograron llegar a un principio de acuerdo sobre la etapa 2.


Hodeida (AsiaNews/Agencias) – El gobierno filo-saudita de Yemen (reconocido por la comunidad internacional) y los rebeldes chiitas hutíes sostenidos por Irán han llegado a un acuerdo respecto a la primera etapa del plan tendiente a la redistribución de las tropas en la ciudad portuaria de Hodeida. Así lo confirma una comunicado oficial de las Naciones Unidas, que se refiere al entendimiento como un “progreso importante” con miras a un cese del fuego duradero.

En el área, que por semanas devino el epicentro del conflicto en Yemen, se está consumando una tragedia umanitaria de amplio alcance. El retiro de Hodeida se logró en un primer momento el 18 de diciembre pasado, durante los coloquios de paz mantenidos en Suecia. La primera etapa del retiro debía iniciarse dos semanas más tarde, pero ninguna de las dos partes se atuvo a sus compromisos.  

El acuerdo alcanzado en las últimas horas respecto al retiro y a la reubicación de los dos frentes fuera de la ciudad es un paso clave con miras a una posible tregua. Hodeida, puerto estratégico situado de cara al Mar Rojo, en el sector occidental del país, es el punto de ingreso privilegiado de productos de importación y de ayudas humanitarias internacionales, como son comida y medicamentos.

En el comunicado que la ONU ha difundido en el día de hoy, se lee que “luego de negociaciones largas, pero constructivas […] las partes llegaron a un acuerdo respecto a la etapa 1, relativa a la redistribución recíproca de fuerzas”, si bien de momento no ha sido indicada una fecha precisa. Al mismo tiempo, prosigue la nota, las partes “llegaron asimismo a un principio de acuerdo respecto a la etapa 2 de la redistribución, que habrá de depender de futuras consultas con las respectivas partes”.

La primera etapa prevé el retiro de los puertos de Hodeida, Saleef, Ras Issa y de las zonas de la ciudad donde se encuentran infraestructuras humanitarias. Las Naciones Unidas esperan que, a futuro, estos últimos acontecimientos puedan llevar comida y asistencia médica [a la población]. Asimismo, la ONU anuncia una nueva ronda de coloquios para la próxima semana; en ella, las negociaciones se centrarán en los detalles que restan para lograr la segunda etapa de la redistribución. Los coloquios mantenidos durante el fin de semana constituyen el cuarto encuentro entre los frentes, en un intento por hallar acuerdos respecto a las modalidades de retiro de las fuerzas desde que comenzó a regir la tregua.

Los progresos en Hodeida podrían representar un primer paso en el contexto de un conflicto que, desde marzo del 2015 hasta hoy, ha registrado más de 10.000 muertos y al menos 55.000 heridos. Organismos independientes fijan el saldo (desde enero de 2016 hasta fines de julio de 2018) en cerca de 50.000 muertos. Sin embargo, se trata de un dato que sólo toma en cuenta las bajas en el campo de combate, pero no así las “víctimas indirectas” (civiles) por desnutrición o cólera.

Entre las primeras víctimas se cuentan los niños, muertos en bombardeos o por cuadros de desnutrición gravísima: son al menos 85.000 niños menores de cinco años de edad, según varias agencias humanitarias internacionales. Recientemente, expertos de la ONU han afirmado que hay cuando menos 14 millones de personas en riesgo de morir de hambre. 

YEMEN_-_accordo_Hudaydahok.jpg