ONU, crímenes de guerra de las fuerzas de seguridad israelíes en Gaza

Un informe de las Naciones Unidas acusa a los militares israelíes por las operaciones contra los manifestantes en la Franja de Gaza. El reporte está basado en información reservada del ámbito militar. Fuentes de AsiaNews: las denuncias no surtirán ningún efecto. En el próximo mes de abril se aguardan elecciones. El liderazgo de Netanyahu, en riesgo. 


Jerusalén (AsiaNews) – Los expertos de las Naciones Unidas acusan a las unidades de las fuerzas de seguridad de Israel de (posibles) crímenes de guerra, por la muerte de cuando menos 189 palestinos y las heridas provocadas a otros 6.100 en el contexto de las protestas semanales estalladas en la Franja de Gaza durante el año pasado. “Las fuerzas de seguridad israelíes –denuncia el documento de la ONU publicado esta mañana- han asesinado y mutilado a manifestantes, que no constituían una amenaza inmediata […] para los demás, cuando fueron atacados. Además, ellos no participaban de manera activa en las hostilidades”.

El reporte elaborado por el grupo de expertos de las Naciones Unidas se basa en información reservada proveniente de los mismos ambientes que son considerados responsables de los homicidios, entre ellos, de oficiales al mando y de francotiradores operando en el territorio. Estas fuentes fueron recogidas por el Alto Comisario de la ONU de Derechos Humanos, Michelle Bachelet, quien ha manifestado estar dispuesta a compartir la información con los jueces de la Corte Penal Internacional (CPI).

Fuentes de AsiaNews en Jerusalén, que prefieren permanecer en el anonimato, informan que esta denuncia “no surtirá efecto en lo particular”. Sostienen que en el pasado, incluso “con ocasión de actos más violentos, intervinieron organismos internacionales, incluso la ONU, pero no sucedió nada. No es más que acumular documentos que en definitiva de nada sirven, porque con el veto de alguien, todo cae”.  

Ahora la situación “es más tranquila”, prosigue la fuente, y parecen haberse archivado “los episodios de violencia sucedidos hace algunos meses. Israel ha respondido con la fuerza, partiendo de un miedo que no sé hasta qué punto podía justificarse”, y que causó, en menos de un año, la muerte de casi 200 personas.

Desde el 30 de marzo de 2018, coincidiendo con el inicio de la “Marcha del retorno”, la frontera que separa a la Franja de Israel fue escenario de reiteradas manifestaciones por parte de los palestinos. Ellos protestaban contra el bloqueo al transporte de mercaderías, impuesto por Israel en Gaza [que ha sido definida como una prisión al aire libre] y por el reconocimiento del derecho a retornar a sus casas para los refugiados palestinos.  

En el marco de las protestas, a lo largo de estos meses, se han verificado numerosos episodios de violencia que han sido calificados por activistas israelíes como una “vergüenza”. Durante estos episodios fueron muertos casi 200 palestinos. El ejército israelí siempre afirmó que abrió fuego para proteger la frontera de las incursiones y ataques de milicianos armados.

La perspectiva de un cese del fuego parece poco probable y el mismo párroco de Gaza define la situación como “desesperada”. Israel abandonó Gaza en el 2005, pero mantiene un rígido control sobre el territorio, así como sobre las fronteras y la costa adyacente. En estos años ha combatido tres guerras contra Hamas, el movimiento extremista palestino que domina la Franja.

“En este momento, las expectativas se centran en las próximas elecciones, a celebrarse en abril, en Israel –concluye el diplomático entrevistado por AsiaNews. Hay gran expectativa por el resultado [de las elecciones] y no se excluye la posibilidad de un cambio en la cúpula de poder”. Hoy está en juego, más que nunca, el liderazgo del premier Benjamín Netanyahu. 

ISRAELE_-_PALESTINA_-_ONU_-_gazaok.jpg