Papa: la cooperación, un modo de mostrar la cercanía que Jesús nos enseñó

“Es un fuerte signo de esperanza -dijo, además- cuando la doctrina social de la Iglesia no permanece como una palabra muerta o un discurso muerto, sino que se vuelve vida gracias a hombres y mujeres de buena voluntad, que le dan carne y concreción, la transforman en gestos personales y sociales, concretos, visibles y útiles”.

 


Ciudad del Vaticano (AsiaNews)- Las cooperativas inspiradas en la Doctrina social de la Iglesia son, según el Papa Francisco, “otro modo de mostrar la proximidad que Jesús enseñó en el Evangelio”. “Es la solidaridad comprometerse para dar un trabajo bastante remunerado; permitiendo que los agricultores que se han vuelto más frágiles a causa del mercado formen parte de una comunidad que los fortalece y los apoya; permitiendo que un pescador solitario se una a un grupo de colegas; a un maletero estar dentro de un equipo y así sucesivamente. De este modo cooperar se vuelve un estilo de vida. Yo vivo con los otros… es otro estilo de vida y nosotros elegimos esto”.

Son conceptos que Francisco evidenció hoy, recibiendo a la Confederación de las Cooperativas Italianas, fundada hace 100 años, alentada por la Encíclica social “Rerum Novarum” de León XIII, de 1891. Francisco subrayó la importancia del centenario, “una meta que no puede pasar en silencio” y recordó la intuición del Papa Ricci “florecida sobre la convicción que el Evangelio no es relegado sólo a una parte del hombre o de la sociedad, sino habla a todo el hombre, para hacerlo más humanos”.

“Es un fuerte signo de esperanza- dijo además- cuando la doctrina social de la Iglesia no permanece como una palabra muerta o un discurso muerto, sino que se vuelve vida gracias  a hombres y mujeres de buena voluntad, que le dan carne y concreción, la transforman en gestos personales y sociales, concretos, visibles y útiles”.El modelo de cooperativa que tiene como finalidad “la equilibrada y proporcionada satisfacción de las necesidades sociales” conjugando la lógica de la empresa con aquella de la solidaridad hacia los socios y hacia el exterior, explica así “su función profética y de testimonio social a la luz del Evangelio”.

Se trata de “oponer la relación al individualismo, el equipo al interés, el bienestar de todos a los intereses de pocos”; trabajar para convertirse en “empresarios de caridad”; buscar modos alternativos “para habitar en una sociedad que no sea gobernada por el dios dinero, un ídolo que ilusiona y luego la deja más inhumana e injusta”.

“Pero, la ventaja más importante y evidente de la cooperación es vencer la soledad que transforma la vida en un infierno. Cuando el hombre se siente solo, experimenta el infierno. Cuando en cambio, advierte que no es abandonado, entonces se le hace posible afrontar todo tipo de dificultad y fatiga. Nuestro mundo está enfermo de soledad. Caminando y trabajando juntos se experimenta el gran milagro de la esperanza: todo nos parece nuevamente posible. En este sentido la cooperación es un modo para hacer concreta la esperanza en la vida de las personas”.

F_-_udienza_3.jpg