Tamil Nadu, dieron el alta hospitalaria a las religiosas golpeadas por radicales hindĂșes

Las religiosas fueron heridas durante un ataque a la escuela Little Flower Higher Secondary School de Chinnasalem. Los fundamentalistas hindúes trataron de estrangularlas, utilizando el Rosario.  Mons. Mascarenhas: “¿A dónde está yendo este país?”.


Nueva Delhi (AsiaNews) – Las “cuatro hermanas heridas durante la agresión de los radicales hindúes fueron dadas de alta en el hospital y han regresado al convento”. Es lo que cuenta a AsiaNews Sor Devaseer Mary, la superiora provincial de las hermanas franciscanas del Corazón Inmaculado de María. La religiosa se refiere a sus hermanas de la congregación, que fueron brutalmente golpeadas por una multitud de 200 miembros del partido nacionalista hindú de extrema derecha Rashtriya Swayamsevak Sangh (RSS). El episodio sucedió en Tamil Nadu. Los extremistas trataron de estrangularlas con el Rosario que ellas llevaban colgado en el cuello. “Estuvieron internadas en el hospital por algunos días –agrega Sor Devaseer –, primero, en el hospital público de Kallakurichi y luego en el Krishna Hospital de Cuddalore. Gracias a la Divina Providencia y a la buena guía de nuestro Señor, las hermanas se han recuperado del dolor y ahora se encuentran mejor”.

El ataque perpetrado en el liceo católico Little Flower Higher Secondary School de Chinnasalem, una localidad ubicada a unos 260 km al sudoeste de Chennai, sucedió el 26 de marzo. La escuela es administrada por la congregación a la que pertenece la superiora, y fue fundada hace 74 años con el objetivo de brindar una educación a los niños de las familias pobres. Actualmente están inscriptos  2.150 alumnos. Todo el edificio quedó destruido: aulas, bancos, ventanas y el auditorio. Los atacantes no se cohibieron ni siquiera ante los lugares de culto.

Aparentemente, la agresión fue una reacción ante el suicidio de una niña que asistía al décimo grado de la escuela, decepcionada por los resultados de un examen en el que le fue mal. Sor Devaseer informa: “Pareciera que el motivo de la agresión fue el dinero, pero no podemos saber qué tenían en mente, qué los llevó a hacer esto. Solo ejecutaron las instrucciones de los partidos políticos y de algunos influyentes personajes locales”. Hasta el momento, agrega, “hay seis personas arrestadas y está en curso una investigación sobre muchas más”.  

Según Mons. Theodore Mascharenhas, secretario general de la Conferencia episcopal india (CBCI), “el dinero no tiene nada que ver”, ya que las hermanas habían decidido ayudar a la familia de la alumna, antes de que se llevara a cabo la profanación. “Para nosotros –dice- este ataque es algo muy triste. Toda la escuela estaba de luto por la muerte de la niña. Nosotros amamos a nuestros chicos como si fueran nuestros hijos”. Luego, protesta: “¿Cómo es posible que se deje que una multitud tan numerosa avance contra una escuela? ¿Por qué nadie los detuvo?”.

Para el obispo, “el poder, la violencia, dejados en manos de estas multitudes anárquicas son un peligro para toda la India, no solo para las minorías. Esto es lo que no entristece. El problema es que en el país hay varios grupos que están difundiendo un clima de odio. Si hubiera sido una cuestión de dinero, no habrían ultrajado el Crucifijo. Incluso el intento de estrangular a las hermanas con su Cruz, es un gesto de desprecio hacia la fe”. Y agrega, con dolor: “Hermanas estranguladas con el Crucifijo… pero, ¿a dónde está yendo este país?

Mons. Mascarenhas recuerda que “en la cultura india, los objetos sagrados son sagrados para todos, prescindiendo de [cuál sea] la religión. Es esta falta de respeto, y el odio creado por la falta de respeto, lo que constituye el peligro más grande para este país”. “Ya hemos visto este odio en acto en Kandhamal [refiriéndose a los pogromos del 2008] –concluye- con el asesinato del pastor Graham Staines en 1998 [que fue quemado vivo junto a sus dos hijos, ndr], así como en varias riñas organizadas y manipuladas por el odio, en el atentado contra las escuelas de Sagar y Vidisha. El país debe erradicar este odio, juntos, como pueblo”.

INDIA_-_0406_-_Suore.jpg