En Bangladés, la Iglesia y los laicos se abocan a la protección de los menores
de Sumon Corraya

El país no cuenta con una ley en la materia. Activistas y líderes eclesiásticos se reunieron para definir una política que funcione como modelo, tanto para instituciones cristianas como para la sociedad toda. La ONG World Vision revela que el 82% de los niños sufre situaciones de abuso. Una religiosa: “No tener comida y no jugar también constituye una forma de violencia”.     

 


Daca (AsiaNews) – Trabajar juntos, para que se garantice a los niños un ambiente sano en donde poder vivir y crecer, en la familia y en la sociedad, y tener atención médica adecuada y el tiempo de ocio y la comida necesarios. Es con estos objetivos que el 18 de mayo pasado, se reunieron, en Daca, obispos, fieles católicos y laicos activos. Los participantes constataron la urgencia de definir una política en materia de protección de menores, que funcione como un marco y brinde lineamientos, ante todo, en las instituciones cristianas y también en la sociedad en general.

El tema de la protección de menores es un asunto que preocupa mucho al Papa Francisco, quien ha impulsado una conferencia en el Vaticano precisamente para discutir modalidades orientadas a prevenir los abusos en el seno de la Iglesia. El encuentro de Daca fue organizado por la Comisión Justicia y Paz (EC-JP) de la Conferencia Episcopal de Bangladés y por World Vision, una ONG que trabaja por el bienestar de los menores en todo el mundo. En representación de las instituciones eclesiásticas, estuvo presente el Card. Patrick D’Rozario, arzobispo de Daca, y cuatro obispos, además de casi 75 personas que sumaban fieles, sacerdotes y religiosas.

Mons. Gervas Rozario, presidente de la EC-JP, declaró: “En Bangladés, son muchos los  niños que se ven privados de sus derechos fundamentales, a causa de la escasa atención médica, la malnutrición y la falta de instrucción. Además, se ven expuestos a graves formas de violencia física y psíquica en el hogar, en los lugares de trabajo y en los espacios públicos”. El Card. D’Rozario subrayó que “la Iglesia católica se aboca a crear un ambiente sano y protegido para los pequeños”. Luego, exhortó a cooperar con la ONG, que tiene amplia experiencia en el tema.

Chandan Gomes, director de los programas de World Vision, recibe favorablemente la disponibilidad de las asociaciones que pertenecen a la Iglesia y sugiere algunos campos de trabajo. “Hemos notado que los medios informan sobre numerosos casos de violación de menores. Algunos de estos menores no quieren asistir a la escuela justamente porque tienen miedo de hacer largo trayectos a pie; otros temen ser perseguidos dentro de la misma escuela. Es por eso que el gobierno debe aprobar un código de conducta en las aulas escolares”. Además, el activista informa: “Nuestras investigaciones muestran que el 82% de los niños es víctima de la violencia, y que el 65% de las niñas sufre abusos sexuales por parte de familiares. Los niños son delicados como las flores: si se los hiere en la infancia, no podrán olvidarse de ello en toda su vida”.

El Pbro. Liton Gomes, secretario de la EC-JP, revela que Bangladés no tiene una legislación en materia de protección de menores. Luego admite que “en muchas escuelas, los docentes golpean a los alumnos. Necesitamos una estrategia para detener la violencia”.

Sor Asha Virginia Gomes, rectora de la Greenherald International School (de los misioneros javerianos), agrega: “Son muchas las jovencitas de familias pudientes que nos revelan que sus padres las golpean si no obtienen buenas calificaciones en los exámenes. El escenario de la violencia es la familia. Al mismo tiempo, en muchos pensionados administrados por la Iglesia, los alumnos no comen como corresponde y tampoco tienen suficientes actividades de esparcimiento. Esto también es una forma de violencia”.

BANGLADESH_-_0520_-_Bambini_1_(600_x_299).jpg BANGLADESH_-_0520_-_Bambini_1_(600_x_299).jpg BANGLADESH_-_0520_-_Bambini_1_(600_x_299).jpg BANGLADESH_-_0520_-_Bambini_1_(600_x_299).jpg