Los georgianos lanzan una “cruzada” en Azerbaiyán
de Vladimir Rozanskij

Un monasterio ortodoxo que data del siglo VI se encuentra en un territorio actualmente  disputado entre Bakú y Tiflis. Los fieles georgianos quieren afirmar sus derechos “con calma, pero con firmeza en cuanto a los principios”. A pesar de la extensa labor diplomática, aún no se ha esclarecido la cuestión de la pertenencia.


Bakú (AsiaNews) - Un monasterio situado en un territorio disputado entre Georgia y Azerbaiyán está siendo reivindicado por los georgianos ortodoxos. El pasado martes 28 de mayo, día de la independencia de Azerbaiyán, los activistas georgianos se reunieron en el monasterio del siglo VI, dedicado a David-Garedzha (Udabno), un antiguo santo de la Iglesia de Georgia, situado en la frontera entre los dos países. Los fieles, respaldados por el Sínodo de obispos del Patriarcado de Tiflis, desean afirman sus derechos “con calma, pero con firmeza en cuanto a principios se refiere”. Las largas negociaciones diplomáticas no han resuelto la cuestión de la pertenencia territorial del monasterio.

En diálogo con Kommersant, el activista David Katsarava, líder del movimiento contra la ocupación del monasterio, declaró: “miles de jóvenes y patriotas de toda Georgia han decidido acudir al monasterio, a pesar de la oposición de las autoridades azeríes”, para afirmar la importancia de David-Garedhza para la Iglesia georgiana. La manifestación nació con la salida a la plaza de algunos monjes, respaldados por el Sínodo georgiano, que albergan temores por las “provocaciones” del gobierno azerí, que detenta la titularidad del complejo monástico desde los tiempos de la Unión Soviética.

Las razones del conflicto se arraigan en varias causales históricas. Los estudiosos azeríes afirman que el monasterio, que ellos denominan Keshikchidag, no es atribuible a la cultura georgiana, sino a la albanesa, de la cual se considera legítima heredera; los georgianos consideran que esta teoría va en contra de la ciencia. El ex presidente georgiano Eduard Shevarnadze llegó a proponer a su colega azerí, Gejdar Aliev, un terreno cuatro veces más grande a cambio del monasterio, pero su oferta fue rechazada. La misma propuesta fue reiterada en el 2007 por el premier georgiano Mikhail Shaakashvili, que se topó con una nueva negativa de Ilkham Aleev, el nuevo presidente de Azerbaiyán.

A pesar de los desacuerdos, hasta ahora, a los sacerdotes y peregrinos se les había permitido acceder al lugar y celebrar libremente en el monasterio. Todo cambió en el pasado mes de abril, cuando la presidente de Georgia, Salome Zurabishvili, durante una visita a Bakú, planteó sin rodeos, ante las autoridades de Tiflis, la cuestión de la atribución del complejo monástico. De regreso a la patria, ella se dirigió a los muros de David-Garedzha, y se tomó una fotografía con los soldados georgianos y el monasterio de fondo. Luego de este gesto, los azeríes clausuraron el acceso al santuario.

A partir de entonces, se iniciaron nuevas tratativas diplomáticas en torno a la cuestión de las fronteras entre los dos Estados, pero hasta ahora éstas no han arrojado ninguna conclusión, tal como sucediera en el pasado. Los azeríes proponen un acceso doble y equitativo de ambos lados de la frontera, pero los georgianos no han aceptado; mientras tanto, los azeríes han comenzado a abrir una nueva calle que lleva al monasterio, lo cual ha hecho exasperar nuevamente a los georgianos. La protesta de la gente corre riesgo de degenerar en situaciones de conflicto: los activistas han bloqueado la autopista Bakú-Tiflis-Ankara, generando un notorio descontento entre los transportistas de mercaderías y pasajeros.

La Georgia de la nueva presidente Zurabishvili está entrando, en términos generales, en una nueva fase de conflictos externos; en marzo pasado, la presidente inició una polémica con Armenia, que es simultáneamente la principal antagonista de Azerbaiyán en la región. Al visitar la capital, Ereván, ella acusó nuevamente a los armenios de ocupación del territorio de Nagorno-Karabakh, centro de una larga disputa, donde las acciones militares se interrumpieron gracias a un armisticio firmado hace 25 años.

georgia.jpg