Líbano, miles de niños refugiados sirios amenazados por un plan de demolición

En la mira un centro de acogida en el área de Arsal, en la frontera con Siria. Según las autoridades antes del 9 de junio el campamento será demolido. Hasta 15 mil niños arriesgan quedar sin un techo. Pedido de los activistas y Ong: para un niño que se nutre a malapena y no va a la escuela, perder la casa es “traumatizante”.

 


Beirut (AsiaNews/Agencias)- Al menos 15 mil niños provenientes de familias de refugiados sirios en Líbano arriesgan encontrase en la calle, sin un techo en el cual dormir o un techo bajo el cual repararse. Según lo que refieren activistas y Ong, las autoridades de hecho tienen en programa de demoler los reparos de fortuna construidos en precedencia por sus padres.

En abril los funcionarios han construido con tablas de madera o telas de plástica en el área de Arsal, en la frontera con Siria. Expertos de Save the Children,  World Vision y Terre des Hommes confirman que, en esta área del nordeste del Líbano, están en riesgo al menos 5 mil estructuras.

Los representantes de las Ong comprometidos en el campo lanzan un pedido al gobierno de Beirut, para que haga marcha atrás y retire la decisión de demolición.

“Por un niño que se nutre a mala pena-afirma  Piotr Sasin de Terre des Hommes - y que en la mayor parte de los casos no va ni siquiera a la escuela, perder una casa es extremadamente traumatizante”. . La demolición de estas casas, agrega, podría llevar “a la destrucción de los servicios higiénicos y de la provisión hídrica, exponiendo a los niños al alto riesgo de enfermedades”.

Con una población de 4 millones de habitantes, el Líbano acoge entre los 1,5 y los 2 millones de sirios, un millón de los cuales están en las listas de refugiados de la Naciones Unidas. La emergencia de refugiados arriesga hacer colapsar el sistema social y económico del Líbano, agravando en modo insostenible sobre las infraestructuras.

Además, analistas y expertos tienen miedo del riesgo de un aumento de la radicalización entre cuantos hospedados en los centros de acogida en condiciones de absoluta precariedad. Fuentes del Banco mundial afirman que la crisis siria habría llevado al menos a 200 mil libaneses más allá del límite de la pobreza, yendo a agregarse al millón ya presente.

“Nuestros equipos-narra Allison Zelkowitz de Save the Children - se encuentran regularmente con los niños desesperados por la pérdida de su casa en Siria”. “No deberían-concluye el activista- ver su casa destruida de nuevo y revivir un trauma similar”.

 

LIBANO_-_SIRIA_-_bambini_rischio_demolizione.jpg