Abe viaja a Irán: tratará de mediar entre Irán y los EEUU

Esta noche, el premier se reunirá con el presidente iraní Rouhani; mañana se planea una reunión cumbre con el ayatolá Khamenei. Trump, Netanyahu, y la realeza de Arabia Saudita y los Emiratos: antes del viaje, Abe se aseguró el apoyo de los aliados. “Japón quiere jugar el rol más decisivo posible, en favor de la paz y la estabilidad en el Oriente Medio”.


Tokio (AsiaNews/Agencias) – Esta mañana, el primer ministro japonés, Shinzo Abe, dejó Tokio para dirigirse a Teherán en una visita de dos días. En un intento por actuar como mediador entre Irán y los Estados Unidos, antes de partir, Abe afirmó su intención de mantener coloquios claros con la dirigencia iraní, para asegurar la estabilidad en el Oriente Medio.  

De cara a los cronistas presentes en el aeropuerto de Haneda, el premier declaró: “Hay preocupación por las crecientes tensiones en el Oriente Medio: dado que la situación reclama la atención de la comunidad internacional, Japón quiere jugar el rol más decisivo posible en favor de la paz y la estabilidad en la región. A fin de suavizar los roces, me gustaría entablar un franco intercambio de opiniones”.

El itinerario de Abe prevé un encuentro con el presidente Hassan Rouhani esta noche, y un reunión cumbre con el ayatolá Khamenei en el día de mañana. El ministro de Relaciones Exteriores japonés, Taro Kono, mantendrá coloquios con su homólogo iraní, Mohammad Javad Zarif, unas horas antes de la cumbre Abe-Rouhani.

El viaje brinda a Abe una rara oportunidad de elevar su perfil diplomático, en vista de la cumbre del G20 en Japón (28 y 29 de junio) y de las elecciones para definir los miembros de la Cámara de consejeros -la cámara alta del parlamento nipón.

Antes de oficializar su viaje, Abe se aseguró el apoyo de importantes aliados. Durante una visita de Estado a Japón realizada el mes pasado, el presidente de los EEUU, Donald J. Trump, alentó al primer ministro en sus tentativas de mediar en un posible diálogo entre Washington y Teherán, aprovechando las buenas relaciones entre Tokio y la República islámica. Abe también conversó por teléfono con el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, y con miembros de la realeza de Arabia Saudita y de los Emiratos Árabes Unidos.

Las tensiones entre los EEUU e Irán tienen su origen en la decisión de Trump -tomada en mayo del 2018- de retirarse del acuerdo nuclear (JCPOA) logrado con gran esfuerzo por el mandatario anterior, Barack Obama, y de introducir las sanciones más duras de la historia. Bajo la mira de Washington -que ha reforzado la presencia militar en el área- se encuentran las exportaciones de petróleo de la República islámica. Teherán ha respondido amenazando con reanudar las actividades para el enriquecimiento de uranio e instando a las naciones europeas a abocarse a salvar lo que queda del acuerdo nuclear. Cabe recordar que Japón ha sido, por largo tiempo, uno de los mayores importadores de petróleo proveniente de Irán.

GIAPPONE-IRAN_-_0612_-_Abe_.jpg