Expertos musulmanes: archivadas las presidenciales, reconstruir la unidad contra las mentiras y las noticias falsas
de Mathias Hariyadi

El voto que ha llevado a la confirmación de Widodo también mostró a un país dividido. Noticias inventadas o campañas denigratorias han contaminado la campaña electoral. Un fenómeno en preocupante crecimiento. Preservar el rostro “multicolor” y combatir a cuantos alimentan el extremismo.

 


Yakarta (AsiaNews)- “Reconstruir Indonesia” preservando el valor de la unidad en la diversidad, para sanar el país después de una campaña electoral para las presidenciales caracterizadas por el odio, las divisiones, las “noticias falsas” siempre más difundidas en la red para desacreditar al adversario político. Con este espíritu en los días pasados la “casa del Gus Dur” (Griya Gus Dur) en Pegangsaan,  Yakarta Central, hospedó la intervención de 2 líderes musulmanes de primer plano. Una tarea esencial, subrayan los 2 relatores, para reconstruir un recorrido común en una nación dividida en dos después del voto. 

El primer relator intervino en el encuentro es el profesor Sumanto al-Quertuby, escritor, experto en medios y docente de Antropología en la King Fahd University, en Arabia Saudita. La segunda ponencia del encuentro fue la de Anita Wahid, hija del ex presidente Abdurrahman “Gus Dur” Wahid.

Ambos intervinieron invitados por la Universal Community (KU) y por la Komunitas GusDurian, una asociación que se inspira en las ideas del ex jefe de Estado y promueve el diálogo entre etnias y la tutela de cada grupo- aunque sea minoritarios- en Indonesia. El evento tuvo el apoyo público de la Bina Swadaya, la más importante Ong del país por la democracia y los derechos.  

Hablando de pluralismo y diversidades características de la nación, al-Quertuby afirmó que Indonesia es “especial” por etnias, lenguajes, valores sociales y culturas. Por esto las autoridades deben preservar el rostro “multicolor”, poniendo la atención a que no prevalezcan grupos radicales que fomentan el odio, las divisiones y muros entre las personas basándose sobre el hecho que “no somos todos iguales”.

El docente ataca con fuerza a los grupos radicales musulmanes, que repudian la democracia y proponen el del “Califato” como modelo para superar los problemas sociales. También en los países “prósperos” de Oriente Medio, prosigue, “los grupos radicales no son aceptados bien”. Ellos “crecen” y “se desarrollan” sólo “en las naciones europeas “en los cuales la democracia está bien radicada y garantizada”.  

Por último él recuerda la época del dictador Suharto (1967-1998), en el cual los movimientos extremistas eran “monitoreados” y sólo después de su caída y el inicio del proceso democrático “salieron a la luz”. He aquí por qué, “la idea que estén contra la democracia es sin fundamento” porque “de ella sacan beneficio”. 

Anita Wahid, hija de Gus Dur, centralizó su intervención sobre las “mentiras” y “las falsas noticias” que contaminan el ambiente político, social e institucional del país. El intelectual recuerda los pasajes de las elecciones presidenciales en 2014 y en 2019, subrayando los ataques verbales y no sólo contra al nuevo “contendiente” Joko Widodo, que este año obtuvo la confirmación para su segundo mandato. En los meses pasados, durante la campaña electoral, un movimiento de masa “que fomentó el odio público” contra Widodo, pero “también en esta (segunda) ocasión el plan fracasó”.

A despecho de la victoria del presidente saliente, más fuerte de cada “falsas noticias”, en la sociedad surgen fenómeno preocupantes, observa Wahid. Mentiras y calumnias que aprovechan la hostilidad hacia lo que se advirtió como “diverso”, aún haciendo también él parte del tejido nacional. “Las mentiras- advierte- están propagándose como jamás antes de ahora en Indonesia, simplemente porque estos métodos para diseminar “informaciones” obran en el mundo virtual y alimentan emociones” que alientan, como desea aquel que los crea, “al odio o a la desconfianza hacia el público”.

Y los números confirman la gravedad del problema: de las 10 “mentiras” por mes hechas circular en 2015 vía sms, pasamos a las 27 en el año sucesivo, a 584 por mes en 2017, luego 83 por día el año pasado, hasta tocar la cuota de 100 por día este año.

 

INDONESIA_-_hoaxes1.JPG INDONESIA_-_hoaxes1.JPG INDONESIA_-_hoaxes1.JPG INDONESIA_-_hoaxes1.JPG