Card. Ranjith a la comunidad islámica internacional: Derroten al terrorismo (Foto)
de Melani Manel Perera

El arzobispo de Colombo reconsagró la iglesia de S. Sebastián en el día en el cual se celebraba el tercer mes desde las masacres de Pascua. Destapado el monumento en recuerdo de las 263 víctimas. “También los musulmanes que viven en los países islámicos sufren”. El Vaticano donó 85 mil dólares para la víctimas.

 


Colombo (AsiaNews)- La comunidad islámica internacional “debe ponerse delante y proteger la propia dignidad y el espíritu de la religión islámica. Pido a los musulmanes que se unan a las otras religiones, derrotar la presiones que desvían a los jóvenes y castigarlos por “el crimen) de extremismo. Por esto invito a todos los musulmanes que se unan e intenten derrotar el peligro del extremismo en todo el mundo. Dejen que las personas vivan libremente”. Lo declaró el Card.  Malcolm Ranjith, arzobispo de Colombo, el 21 de julio pasado, en el tercer mes después de los feroces atentados de Pascua que provocaron 263 víctimas. El potente pedido fue pronunciado durante la re-consagración de la iglesia de S. Sebastián en Katuwapitiya, una de las 3 iglesias cristianas afectadas por los terroristas. 

En la vigilia de la recurrencia, el cardenal había lanzado un fuerte mensaje a los líderes islámicos y a las potencias internacionales, para que se asuman las propias responsabilidades y cesen de patrocinar el fundamentalismo islámico. Durante la homilía volvió a atacar contra “los grupos que quieren provocar la confusión en el país. No se trata de simples fieles. Ya lo dijo en el pasado. Los musulmanes no son responsables. Es la acción de grupos internacionales que se sirven de jóvenes desviados. Por esto los musulmanes se deben unir a las otras religiones para derrotar juntos todas las fuerzas del mal”.

El arzobispo de Colombo subrayó que “también los musulmanes que viven en los países como Afganistán, Irán, Irak, Kuwait, Líbano, Siria, Egipto, Túnez, Libia y Yemen, sufren”. Luego dirigido a los católicos, exhortó: “Pido a nuestro pueblo no tener rabia contra los fieles musulmanes o de la religión islámica. No tengan ideas de venganza. Los musulmanes en su conjunto no son responsables de las acciones realizadas por algún estúpido joven. No los molesten, tengan respeto por ellos”.

La ceremonia de re-consagración de la iglesia de S. Sebastián se articuló con la bendición del lugar de culto, del agua y del aceite, luego continuó con la misa, a la cual participó una numerosa multitud de fieles, sacerdotes y religiosas. La función fue presidida por el cardenal y concelebrada por dos obispos auxiliares de la arquidiócesis, Mons. J.D. Anthony Y Mons. Maxwell Silva.

Al finalizar la eucaristía, fue destapado al público el monumento en recuerdo de las víctimas. Todos los niños que resultaron huérfanos depusieron una flor para el pariente difunto. El momento fue marcado por una fuerte conmoción. Al final el Card. Ranjith compartió el reciente recuerdo de cuando se encontró con el Papa Francisco en el Vaticano: “También él lloraba y me dijo que les dijera que reza por vosotros. El Santo Padre dijo que vuestros seres queridos están en el Paraíso”. La Santa Sede donó un total de 85 mil dólares en apoyo de los heridos y de los parientes de las víctimas.   

 

SRI_LANKA_-_0723_-_Chiesa_san_Sebastiano_1.jpg