El primo de Xi Jinping, implicado en casinos y lavado de dinero

La investigación de un programa de TV y dos periódicos muestran los lazos entre la cadena Crown Resorts, especializada en casinos y juegos de azar, y miembros del Parlamento australiano y policías para facilitar los viajes de ciudadanos chinos ricos hacia Melbourne y Perth. La investigación duró seis meses, Los viajes a Australia eran organizados desde Shanghái. 

 


Sydney (AsiaNews/Agencias) - El primo del presidente chino Xi Jinping (v. foto) y otras personalidades del Partido Comunista chino estarían implicados en un escándalo que toca a la compañía Crown Resorts, especializada en casinos y juegos de azar, junto a miembros del parlamento australiano y policías. 

Un investigación de seis meses de duración llevada adelante por el programa “60 Minutes” y por los periódicos “The Age” y “The Sydney Morning Herald” ha reunido decenas de miles de documentos que muestran los lazos entre Crown, organizaciones delictivas y figuras del Partido Comunista chino. Ésta reveló que el primo de Xi Jinping, Ming Chai, se contaba entre los pasajeros de un jet privado de lujo, puesto a disposición por el casino y que habría sido inspeccionado por agentes federales australianos ante la sospecha de lavado de dinero proveniente de ilícitos.  

En los operativos policiales se descubrió que algunos miembros de las fuerzas del orden del Estado de Victoria habían recibido pagos de miembros del Partido Comunista chino para garantizar la seguridad de los pasajeros de los lujosos jets. Los viajes eran organizados por Crown Resorts para llevar a los adinerados hombres chinos hasta Melbourne y Perth, donde éstos podían dedicarse a los juegos de azar y así reciclar dinero. Crown incluso poseía una oficina en Shanghái, desde donde partían los viajes. 

Jenny Jiang, la ex administradora de Crown en Shanghái, reveló que la compañía tenía la posibilidad de facilitar la obtención de las visas para los ciudadanos chinos VIP a través del Consulado australiano en Shanghái. 

La investigación muestra que existía una especie de “línea de emergencia” entre la empresa Crown y los miembros del staff del Consulado, para recibir de prisa las visas destinadas a los ricos clientes de los casinos. 

En una entrevista difundida en la noche del 28 de julio pasado durante el programa “60 Minutes”, un comisario de las fuerzas de fronteras actualmente retirado, Roman Quaedvlieg, declaró que él fue alentado por varios miembros del parlamento australiano, inclusive dos ministros, a ayudar a Crown a hallar un “fast track” (carril veloz) para lograr que los chinos ricos llegasen a Australia. 

Un vocero del ministerio del Interior australiano negó que hubiese condiciones especiales para la obtención de visas por parte de Crown, sosteniendo que todas las solicitudes eran tratadas de la misma manera.

Ming_Chai-Xi_cousin.png