Nepal-India, se inauguró el primer oleoducto de Asia del Sur, en clave anti-china

La instalación conecta Motihari (en Bihar) con Amlekhgunj (cruzando la frontera nepalesa). Proveerá a Nepal de dos millones de toneladas de crudo al año. Las relaciones entre los dos países vecinos atraviesan una etapa de repunte luego de la crisis del 2015, desatada por Delhi tras la firma de la primera Constitución nepalesa.


Katmandú (AsiaNews/Agencias) – Los gobiernos de la India y Nepal han inaugurado el primer oleoducto transfronterizo entre los dos países, que constituye el primero en su tipo en todo el Asia meridional. La ceremonia fue ayer, durante una videoconferencia simultánea entre Delhi y Katmandú, en la cual participaron los respectivos premiers, Narendra Modi (indio) y  Khadga Prasad Sharma Oli (nepalés). Según los analistas, la infraestructura busca contrarrestar la hegemonía china en la región himalaya. 

La planta transportadora conecta, con un tramo de 69 km, el depósito de la Indian Oil Corporation, situado en Motihari (Bihar) con el de la Nepal Oil Corporation, ubicado en Amlekhgnj (a unos 100 km de la capital nepalesa). Para el gobierno indio, la construcción implicó un desembolso de 3.2 millardos de rupias (44 millones de euros). La obra permitirá la provisión de petróleo de forma constante ,y a bajo costo. Birendra Goit, vocero de la Nepal Oil Corporation, estima un ahorro anual de 8,7 millones de dólares en los costos de transporte del combustible. Nepal consume anualmente cerca de 2,66 millones de toneladas de petróleo crudo y unas 480.000 toneladas de gas para uso residencial. En la actualidad, ambos recursos son transportados en camiones cisterna. La capacidad anual del oleoducto será de dos millones de toneladas. Ayer, el primer ministro indio aseguró la futura cooperación para nuevos proyectos, siendo el primero un corredor para el transporte de gas natural al otro lado de la frontera. 

Las relaciones entre la India y Nepal, que comparten una frontera de 1.751 km, se encuentran en una etapa de repunte luego de la crisis desatada a fines del 2015 en la región de Terai. Pese a que los dos países son históricos aliados, el comercio entre Delhi y Katmandú tuvo una dura pausa debido al embargo no-oficial sobre las mercaderías exportadas a Nepal, declarado por la India tras la promulgación de la primera Constitución nepalesa, laica y democrática. El bloqueo, que pesó sobre el combustible, alimentos y otros artículos esenciales para la población, llevó a Nepal al borde de una guerra civil, con una población por demás extenuada a causa del devastador terremoto de abril del 2015, que provocó más de 9.000 víctimas. 

El país fue salvado de la quiebra por China, que sustituyó a Delhi, tomando el rol de socio privilegiado de Katmandú. En los últimos años, Beijing ha volcado millones de dólares en el país himalayo, con inversiones para construir hospitales, carreteras y centrales hidroeléctricas. Shiv Mukherji, ex embajador indio en Nepal, afirma: “Este giro de los hechos es sumamente importante. El oleoducto conecta la India y Nepal sin solución de continuidad, subrayando el hecho de que la geografía favorece naturalmente las relaciones entre la India y Nepal, a diferencia de lo que ocurre con China”.

NEPAL_-_INDIA_-_CINA_-_0911_-_Oleodotto.jpg