Uigures, Senado de EEUU aprueba el proyecto de ley contra los abusos de Beijing

Es el primer país en el mundo. La decisión debe esperar la aprobación de la Cámara de los representantes. En el caso el proceso concluya en un modo positivo, a la inteligencia de Washington se le pediría un informe dentro de 6 meses sobre la represión. China: “Los EEUU vuelvan a la razón”. 

 


Washington (AsiaNews/Agencias) – El Senado de los Estados Unidos aprobó por unanimidad el primer proyecto de ley en el mundo que condena las violaciones de los derechos de la minoría islámica uigur en la provincia occidental china de Xinjiang. El Uighur Human Rights Policy Act impone al gobierno de EEUU monitorear de cerca la encarcelación de masa de la comunidad y tomar en consideración el castigo de los responsables. Beijing se “opone con firmeza” a la decisión y denuncia la movida estadounidense como una “flagrante interferencia en los asuntos internos de China”.

Pasados 2 días en el Senado, ahora el proyecto de ley debe esperar la aprobación de la Cámara de representantes. Según los observadores ésta es casi descontada, ya que el texto goza de un amplio apoyo de los 2 partidos. En el caso el proceso concluya en un modo positivo, a la inteligencia de Washington se le pediría un informe dentro de 6 meses sobre la represión en Xinjiang.

Según las estimaciones de organismos internacionales como las Naciones Unidas, las autoridades chinas detienen a cerca de uigures y personas pertenecientes a minorías turcófanas de religión islámica. Beijing se defiende afirmando que los campos de concentración son en realidad estructuras para alejar a las personas del extremismo; los decribe como “centros de formación profesional”, vitales en la lucha contra el sentimiento separatista y el extremismo religioso. 

El Uighur Human Rights Policy Act prevé también el nombramiento de un coordinador especial de Departamento de Estado sobre Xinjiang. A esta se agrega una investigación del FBI sobre las presuntas molestias cometidas por Beijing contra ciudadanos estadounidenses y residentes de origen uigur. El proyecto de ley pide en concreto al secretario de Estado, Mike Pompeo, tomar en consideración sanciones contra los funcionarios chinos detrás de la campaña represiva- en particular Chen Quanguo, jefe del Partido comunista de Xinjiang.

La respuesta de Beijing no se hizo esperar. La vocero del ministerio de Exteriores chino, Hua Chunying, ayer declaró a los cronistas que China “se opone firmemente” al pase del Uyghur Human Rights Policy Act, acusado de ser “en total desprecio de los hechos”. “Tal flagrante interferencia en los asuntos internos de China hará que nuestro pueblo se indigne más”, agregó. “Al fin de prevenir daños a la relación entre China y EEUU, solicitamos a la parte americana que respete los hechos y volver a la razón; descartar la mentalidad de guerra fría; dejar de considerar las cuestiones relacionadas con Xinjiang como pretexto para interferir en los asuntos internos de China y evitar que el proyecto de ley sea aprobado en forma definitiva”.

 

USA-CINA_-_0913_-_Uiguri.jpg