Tsai Ing-wen: Para Taiwán, el modelo ‘un país, dos sistemas’ fracasó

En el día de la fiesta nacional de Taiwán, que celebra los 108 años de la fundación de la República de China. la presidente invita a la unidad a los habitantes en el rechazar el modelo que está llevando a Hong Kong “en el borde del caos”. El crecimiento de China, “una combinación de autoritarismo, nacionalismo y poder económico”.

 


Taipei (AsiaNews) – La presidente taiwanesa Tsai Ing-wen rechazó la propuesta de Beijing a reconciliarse con la madre patria bajo el modelo “un país, dos sistemas”, que fracasó en en Hong Kong y que está llevando “al borde del caos”.

En su discurso hoy, fiesta del “doble 10”, 108° aniversario de la fundación de la República de China, afirmó que hay un “enorme consentimiento entre los 23 millones de taiwaneses en el rechazar “un País, dos sistemas”, más allá de las pertenencias partidistas o posiciones políticas”. 

Desde 1949, desde la fuga de Chiang Kai-shek del continente, Taiwán es la sede del gobierno de la República de China, reconocida hasta el presente por 15 países en el mundo. La República popular china, con capital en Beijing, reconocida por la mayor parte de los países en el mundo, considera a Taiwán como “una isla rebelde” y quiere reportarla a la unidad con la madre patria. En el pasado Beijing amenazó también el uso de la fuerza para someter la isla y bloquear todo deseo de independencia.

Desde hace algunos años, China está sugiriendo que la reunificación de Taiwán podría suceder según el modelo usado en Hong Kong. “un país, dos sistemas”, que podría dejar una vasta autonomía a la isla. Pero los eventos de estos meses en la ex colonia británica están poniendo en crisis justamente este modelo, dado que la influencia de China en Hong Kong es siempre más grande en la economía, en la cultura, en la política, consumando el sistema liberal de Hong Kong. El presidente chino Xi Jinping propuso una vez más el retorno de Taiwán a China en el día de la fiesta nacional de la República popular china

La Tsai dijo: “Si aceptamos ‘un país, dos sistemas’, no habría más espacio para para la existencia de la República de China”.

“Somos testigos-agregó- del crecimiento y de la expansión de China, que es un desafío a los valores democráticos y al orden global a través de una combinación de autoritarismo, nacionalismo y poder económico”.

La presidente Tsai concluyó, invitando a todos los taiwaneses a estar unidos “bajo la bandera de la libertad y de la democracia”. De este modo “afrontaremos el futuro con optimismo y superaremos los desafíos con determinación”.

 

Taiwan_-_double_10.jpg Taiwan_-_double_10.jpg