Corte suprema bloquea la aplicaciĆ³n de la pena de muerte

El presidente Sirisena esperaba en el primer ahorcamiento dentro de fin de su andato. La pena capital está suspendida desde hace 43 años. El gobierno asumió a 2 verdugos para ahorcar a los traficantes.

 


Colombo (AsiaNews/Agencias)- La Corte suprema de Sri Lanka bloqueo el intento del presidente Maithripala Sirisena de reiniciar las condenas a muerte para los traficantes de droga. El tribunal compuesto por 3 jueces postergó la decisión para cuando hayn concluido las audiencias de todos los solicitantes, o sea no antes del 10 de diciembre próximo.

El máximo órgano judicial frenó el objetivo de Sirisena de ver la ejecución de al menos uno de los 4 traficantes para los cuales firmó la condena a muerte antes que termine su mandato. De hecho, dado que los mayores candidatos a las próximas elecciones del 16 de noviembre no se expresaron sobre el argumento, la pena de muerte permanece suspendida.

En el país la condena capital es legal, pero sobre ella rige una moratoria de 1976. Hasta ahora las condenas a muerte por narcotráfico fueron conmutadas en cadenas perpetuas. A inicios de febrero Sirisena anunció la restauración de la pena de muerte porque las cárceles están “repletas” de traficantes y vendedores. Su decisión maduró después de un encuentro con su homólogo filipino, Rodrigo Duterte, promotor de una feroz guerra a la droga. Por esto, luego se lanzó una campaña de reclutamiento y fueron asumidos 2 verdugos.

Datos oficiales reportan que en Sri Lanka hay 200 mil consumidores acostumbrados al uso de substancias estupefacientes y que el 60% de los 24 mil detenidos está encarcelado por venta y narcotráfico. Sin embargo los líderes cristianos y los activistas sostienen que estos números no sean suficiente para justificar la eliminación de una vida humana. 

 

SRI_LANKA_-_1030_-_Pena_di_morte_(600_x_336).jpg