Países más contaminados del mundo: India, Bangladés y Pakistán superan a China

En lo que respecta a las ciudades más tóxicas, la India detenta el primado. En el 2014, Beijing fue declarada “casi inhabitable para el hombre”. El tráfico, las plantas incineradoras y las industrias pesadas son los factores más contaminantes. Experto: “Es un error subestimar los incendios agrícolas”. 

 


Nueva Delhi (AsiaNews/Agencias) – El país más contaminado del mundo es Bangladés, seguido de cerca por Pakistán y la India; en los que respecta a las ciudades más tóxicas, el triste primado toca a la India. El dato surge de un estudio realizado por la BBC, que pone de relieve cómo se ha reducido drásticamente el nivel de contaminación en China, una nación que en el pasado ocupaba el podio del país más inhabitable, debido a la toxicidad del aire.  

En los últimos días se ha desatado un amplio debate a raíz de las imágenes provenientes de la India, y en particular, de su capital, Nueva Delhi, envuelta en una densa capa de smog. El artículo de la agencia británica cita el reporte sobre las ciudades más contaminadas del mundo, titulado “World Air Quality Report”, elaborado por IQ Air Visual en colaboración con Greenpeace. Los expertos han constatado que de los 30 centros urbanos más contaminados del mundo, 22 se encuentran en la India y los ocho restantes en Pakistán y Bangladés. Beijing, en cambio, que en el 2014 había sido declarada “casi inhabitables para el hombre”, cayó al puesto 122. 

Los principales factores que constribuyen a  incrementar la toxicidad del aire son el tráfico, los combustibles fósiles de las plantas incineradoras y los residuos de las industrias pesadas. La diferencia entre China y la India, sostienen los expertos, es que en el segundo país está ampliamente difundida la práctica de quemar los residuos recolectados para fertilizar los campos, con miras a la siembra del año siguiente. Beijing ha prohibido totalmente estos incendios; Delhi, en cambio, los tolera. Para peor, las zonas rurales ubicadas al norte de la capital son un receptáculo de incendios en la estación otoñal. 

Según el Prof. Thomas Smith de la London School of Economics, “es un error subestimar el impacto de los incendios agrícolas, pese a que normalmente las personas creen que las principales causas son las emisiones de los automóviles y de las industrias”.  

Para atenuar el smog, a principios de noviembre, la Corte Suprema de la India intervino de prisa, e impuso que se interrumpan los incendios de los campos agrícolas en los Estados que rodean la capital. Anteriormente, en octubre, había prohibido los fuegos artificiales tóxicos durante la fiesta hindú del Diwali (la fiesta de las lámparas), permitiendo exclusivamente la venta de petardos apodados “green”, respetuosos del ambiente. Sin embargo, lejos de disminuir los niveles de toxicidad, la prohibición produjo dos efectos igualmente negativos: el colapso de la industria pirotécnica, que da trabajo a miles de pobres en el Tamil Nadu, y el aumento de las importaciones ilegales, más precisamente, de origen chino.

ASIA_-_1107_-_Inquinamento.jpg