Papa: La vida, la muerte, la nada, la resurrección

En el Ángelus el Papa proclama la fe cristiana de la resurrección delante de la “duda que le toca al hombre de todos los tiempos...después de esta peregrinación terrena, ¿qué será de nuestra vida? ¿Pertenecerá a la nada, a la muerte?. La “límpida certeza de Jesús sobre la resurrección se basa totalmente sobre la fidelidad de Dios, que es el Dios de la vida”. Un aplauso por una beata y un santo portugués. Un pedido por Sudán del Sur y por Bolivia.

 


Ciudad del Vaticano (AsiaNews) - La vida, la muerte, la nada, la resurrección: hoy antes de la oración del Ángelus, el Papa Francisco se confrontó con aquella que es la “duda que le toca al hombre de todos los tiempos...después de esta peregrinación terrena, ¿qué será de nuestra vida? ¿Pertenecerá a la nada, a la muerte?. La observación viene de la página evangélica de la misa de hoy (32do del año C, Lucas 20,27-38), que ofrece “una estupenda enseñanza de Jesús sobre la resurrección de los muertos” al “la insidiosa pregunta de los Saduceos, que “no creían en la resurrección”.

Con su respuesta, subrayó Francisco, “Jesús ante todo invita a sus interlocutores- y también a nosotros- a pensar que esta dimensión terrena en la cual vivimos ahora no es la única, pero hay otra, ya no sujeta a la muerte, en la cual se manifestará plenamente que somos hijos de Dios...Esta “límpida certeza de Jesús sobre la resurrección se basa totalmente sobre la fidelidad de Dios, que es el Dios de la vida”.

En cuanto a la “duda” (“¿qué será de nuestra vida? ¿Pertenecerá a la nada, a la muerte?”), Jesú responde que la vida pertenece a Dios, el cual nos ama y se preocupa tanto de nosotros, al punto de unir su nombre al nuestro: es “el Dios de Abraham, Dios de Isaac y Dios de Jacob. Dios no es de los muertos, sino de los vivientes; porque todos viven para Él (vv. 37-38. ¡He aquí la sabiduría que ninguna ciencia podrá jamás dar!”. 

“Aquí-agregó- se revela el misterio de la resurrección, porque se revela el misterio de la vida: la vida subsiste donde hay unión,comunión, fraternidad; y es una vida más fuerte q    ue la muerte cuando está construida sobre relaciones verdaderas y uniones de fidelidad. Al contrario, no hay vida donde existe la pretensión de pertenecer sólo a sí mismos y de vivir como islas: en estas actitudes prevalece la muerte. De hecho, la resurrección no es sólo el hecho de resucitar después de la muerte, sino un nuevo género de vida que podemos ya experimentar ahora”.

Después de la oración mariana, el Papa recordó la beatificación en Granada (España) de 

Maria Emilia Riquelme y Zayas, fundadora de las Hermanas Misioneras del Santísimo Sacramento y de María Inmaculada; la canonización de San Bartolomé Fernández de los Mártires, en Braga (Portugal).

Inmediatamente después él expresó “un pensamiento especial al querido pueblo de Sudán del Sur, que Francisco quiere visitar este año. Recordando el retiro espiritual para las autoridades del país, que se desarrolló en el Vaticano en abril pasado, el Papa expresó el deseo de “renovar mi invitación a todos los actores del proceso político nacional y buscar lo que une y a superar lo que divide, en espíritu de verdadera fraternidad. El pueblo sudanés del sur sufrió demasiado en los últimos años y espera con gran esperanza en un futuro mejor, sobre todo el fin definitivo de los conflictos y una paz duradera. Exhorto por lo tanto a los responsables a continuar, sin cansarse el compromiso en favor de un diálogo inclusivo en la búsqueda del consentimiento por el bien de la Nación. Además expresó el auspicio que la comunidad internacional no deje de lado el acompañar a Sudán del Sur en el camino de la reconciliación nacional”. Él concluyó con el pedido invitando a todos a rezar por este país, por el cual nutre “un afecto particular” Y recitó un Ave María con todos lo peregrinos reunidos en la plaza de S. Pedro.

El pontífice también confió a las oraciones de los fieles “la situación de la amada Bolivia, cerca de mi patria”, donde desde el 21 de octubre, mucha parte de la población rechaza la reelección como presidente de Evo Morales, acusado de fraudes por haber obtenido su cuarto mandato como presidente. En los días pasados, centenares de policías se amotinaron y defienden a los que rechazan la reelección. “Invito a todos los bolivianos.dijo Francisco- en particular a los actores políticos y sociales, a esperar con un espíritu constructivo, en un clima de paz y serenidad, los resultados del proceso de revisión de la elecciones, que actualmente está en curso”.

 

PopeFrancis-Angelus-serious.jpg