Elecciones de distrito en Hong Kong: los demócratas ganan el 90% de los escaños
de Paul Wang

La participación fue del 71,2%: en el 2015 había sido del 47%. Los demócratas han ganado 400 de los 452 escaños disponibles. Candidatos jóvenes, conectados con el movimiento anti-extradición, se postularon por primera vez y arrasaron con los veteranos candidatos pro-Beijing. Junius Ho, derrotado. Carrie Lam promete que el gobierno escuchará la voz de la gente. Se reconquista la unidad entre los partidos a favor de la democracia y los jóvenes. Los candidatos electos marchan hacia la PolyU, que continúa sitiada por la policía.


Hong Kong (AsiaNews) – Los candidatos demócratas, opositores al gobierno, han ganado el 90% de los escaños en las elecciones para los Concejos municipales desarrolladas ayer. Con un escrutinio que aún no ha finalizado oficialmente, los demócratas han ganado 390 de los 452 escaños disponibles y 17 de los 18 Concejos han quedado en sus manos. Los grupos favorables a Beijing han conquistado apenas 58 escaños, perdiendo más de 240, si se compara esta elección con la del 2015. 

También ha sido impresionante la participación: de los 4,1 millones de votantes empadronados, 2,94 millones han acudido a las urnas, es decir, el 71,2% (en el 2015, la afluencia fue del 47%). Cabe destacar que los concejos distritales no tienen en sí mayor importancia, ya que gestionan las problemáticas de los vecindarios (recorridos de los autobuses, recolección de residuos, etc.). De cualquier modo, la victoria de los demócratas les permitirá ganar un mayor espacio en el Comité electoral encargado de elegir al Jefe del Ejecutivo, adquiriendo 117 escaños (sobre un total de 1200).

El valor más importante de estas elecciones es que han funcionado como un “referéndum” contra la política del gobierno en estos seis meses, marcados por las manifestaciones anti-extradición y pro-democracia, y por la crítica a la violencia de la policía. 

La mayor parte de los candidatos demócratas que han vencido en las elecciones son cercanos al movimiento anti-extradición y si bien no comparte el extremismo vandálico de los radicales, sí sostiene las “cinco peticiones” que impulsa el movimiento, entre ellas, la puesta en marcha de una investigación independiente sobre el uso excesivo de la fuerza por parte de la policía y establecer un camino claro hacia el sufragio universal. Jimmy Sham, el activista que lidera el Frente Civil de Derechos Humanos - un grupo que ha organizado las marchas más numerosas de los últimos meses - ha sido el favorito de las listas, aún cuando es la primera vez que se presenta en las elecciones. Hace poco tiempo, Jimmy Sham fue atacado por grupos antidemocráticos y dejado en el suelo en un charco de sangre. También ha salido vencedor en los comicios Andrew Chiu Ka-yin, quien había sido herido en una oreja por la mordeduras de un individuo favorable a China.

Tanto el gobierno como los partidos pro-Beijing esperaban que las elecciones hicieran surgir una “mayoría silenciosa”, enemiga de las manifestaciones y de los reclamos del movimiento. Lejos de ello, en muchos distritos, jóvenes manifestantes que se presentaron en la carrera electoral por primera vez han derrotado a consolidados miembros del establishment. Una de las derrotas más clamorosas es la del parlamentario pro-Beijing Junius Ho, quien fue acusado de sostener la paliza a los jóvenes manifestantes, perpetrada por grupos mafiosos en Yuen Long en el pasado mes de julio. 

Al activista Joshua Wong se le prohibió presentarse como candidato, acusándolo de sostener la independencia de Hong Kong (hecho que él ha negado). El candidato pro-democracia que lo sustituyó en la lista ha tenido una victoria arrolladora. 

La jefa del Ejecutivo, Carrie Lam, ha reconocido que los resultados de la votación muestran el descontento de los electores respecto a la situación social actual y a problemas arraigados desde hace mucho tiempo. La mandataria ha prometido que el gobierno escuchará el mensaje de la gente. 

Teniendo en cuenta los resultados de este “referéndum” contra su política, mucha gente le aconseja presentar su renuncia. 

Por otro lado, estas elecciones muestran que se ha reconquistado la unidad entre los partidos demócratas y la juventud, que había quedado agrietada en las elecciones legislativas anteriores, cuando los jóvenes acusaban a los partidos de ser “ineficaces”. Un signo de esta unidad es el gesto de algunos candidatos vencedores, que han decidido marchar esta tarde hacia el Politécnico donde aún se encuentran atrapados decenas de jóvenes asediados por la policía. El presidente del partido demócrata, Wu Chi-wai, ha dicho que poner fin al asedio policial en la PoliU será la primera tarea en su cargo.

HK-Vittoria.png HK-Vittoria.png HK-Vittoria.png HK-Vittoria.png