Masacre en el Café de Daca: condenaron a muerte a siete terroristas
de Sumon Corraya

El atentado en el Holey Artisan Bakery Café de la capital, ocurrido en el 2016, provocó 22 víctimas, y entre ellas, muchos italianos. En la lectura de la sentencia, los militantes reaccionaron gritando “Allah Akbar”. La sentencia será aplicada con la horca.


Daca (AsiaNews) – Esta mañana, el Tribunal Especial de Anti-terrorismo condenó a muerte a siete militantes islámicos y absolvió a un octavo, por la masacre perpetrada en el Holey Artisan Bakery Café de Daca el primero de julio del 2016. En la lectura de la sentencia, los condenados reaccionaron gritando contra el juez, Md Majibur Rahman y lanzando frases a favor de la creación de un Estado Islámico. Fueron arrestados durante las investigaciones y rastrillajes realizadas por las fuerzas de seguridad para combatir el fundamentalismo islámico y luego incriminados en julio del 2018. Todos serán llevados a la horca.  

El bar del atentado era frecuentado fundamentalmente por extranjeros, por estar ubicado en el acomodado barrio de Gulshan, sede de varias embajadas. Fueron masacradas 22 personas; 17, extranjeros, en su mayoría italianos (foto 2). En el asedio, que se prolongó durante toda la noche, murieron cinco militantes islámicos que habían asaltado el restaurant y otros dos policías.  

Los condenados son: Rashidul Islam alias Ryash, que planificó el atentado; Jahangir Alam alias Rajib Gandhi, reclutador de los terroristas; Sohel Mahfuz, quien proporcionó las granadas; Rakibul Hasan Regan, “formador” religioso; Hadisur Rahman Sagor, proporcionó las armas; Mamunur Rashid Ripon y Shariful Islam Khaled. Mizanur Rahman alias Baro Mizan es el único que ha quedado absuelto de los cargos de acusación (foto 3).

El ataque al bar de Daca fue el peor atentado de la historia de Bangaldés. Desnundó la presencia de un fundamentalismo violento y organizado, en un país que hasta ese momento se caracterizaba por la convivencia armónica y pacífica. Durante la audiencia, algunos de los imputados incitaron a emprender la guerra santa islámica con el grito de batalla “Allah Akbar”.

Los abogados defensores ya anunciaron que apelarán la sentencia. Delwer Hossain, uno de los letrados, declaró frente a las cámaras de televisión que los imputados “no han obtenido justicia”. Por el contrario, Shamsuzzaman Shams, hermano de una de las víctimas, expresa su satisfacción por el veredicto. “Estamos contentos – afirma – porque el pueblo de Bangladés no quiere un país de terroristas. De esta forma, los que hayan emprendido la senda equivocada del fundamentalismo, podrá regresar al recto camino. Estamos contentos porque se ha hecho justicia”.

(Photo credit: Dhaka Tribune

BANGLADESH_-_1127_-_Condanne_a_morte_1.jpg BANGLADESH_-_1127_-_Condanne_a_morte_1.jpg BANGLADESH_-_1127_-_Condanne_a_morte_1.jpg