Yemen, a causa de la guerra los niños sufrirán por 20 años hambre y pobreza

El costo del conflicto está cerca de los 29 millardos de dólares para la comunidad internacional en términos de ayudas. Según el informe IRC es la nación con un más alto número de personas que experimenta inseguridad alimentaria. Miliband: la situación actual es el espejo de años de “impunidad” y de apoyo de las potencias occidentales.

 


Saná (AsiaNews)- Al menos 20 años: es este el tiempo que se necesitará, si la guerra debiese terminar hoy y así no parece, a los niños en Yemen para volver al nivel de malnutrición “menor” hacho registrar desde el inicio del conflicto. Es un cuadro alarmante, el que surge del último informe-publicado en estos días- por el International Rescue Committee (IRC), según el cual el conflicto en el país árabe costará, si debiese continuar por otros 5 años, al menos 29 millardos de dólares a la comunidad internacional en recursos y ayudas humanitarias.

Lava por título: “La guerra destruye nuestros sueños”, el documento de 20 páginas confirma que Yemen es hoy la nación en el mundo en el cual el número más vasto de personas viven una situación de inseguridad alimentaria. Y la situación aparece en continuo empeoramiento: menos de un año se habló de caristía para algunas áreas del país y son los más pequeños que sufren los efectos peores. 

La nación árabe, ya desde hace tiempo la más pobre de toda la península árabe, cayó en un conflicto sangriento después que los rebeldes houthi, apoyados por Irán, conquistaron la capital Saná en 2014. El enfrentamiento entre gubernamentales filo-sauditas y rebeldes degeneró en marzo de 2015 con la intervención de la coalición árabe guiada por Riad. Hasta hoy el conflicto provocó más de 90 mil víctimas entre civiles y combatientes.

Las divisiones a nivel local luego se transformaron en una guerra por procura, que causó millones de evacuados y -fuentes ONU- inició “la peor crisis humanitaria en el mundo”. Cerca de 24 millones de yemenitas viven al límite de la pobreza. Los niños soldados serían cerca de 2.500 y la mitad de las jóvenes se casa antes de los 15 años.

Según el informe el conflicto no disminuyó la influencia iraní; es más, esta no habría reforzado las posiciones separatistas y desestabilizado aún más a la región, creando mientras tanto mayor inseguridad también en Arabia Saudita y Emiratos Árabes Unidos (EAU). Repercusiones se registraron también a nivel global en término de provisiones energéticas y difusión de grupos terroristas, entre los cuales al-Qaeda e ISIS. 

Las “terribles previsiones de hoy, afirma el presidente de Ceo IRC, David Miliband, son el espejo y costo de años de “impunidad”. Lo que es peor, agrega, “es que la guerra en Yemen se realizó con el apoyo activo sobre el plano militar y diplomático de EEUU, Reino Unido y otras potencias occidentales”. Las solas ayudas humanitarias, concluye, “no pueden resolver esta situación de malestar” y hoy más que nunca necesaria una fuerte “acción diplomática” en apoyo de las tratativas.  

 

YEMEN_-_malnutrizione_e_guerra.jpg