Seúl y Washington tratan de 'descifrar' el último test de Pyongyang

Pyongyang no dio detalles sobre los test. El régimen subraya que en el futuro los resultados “tendrán un efecto importante sobre la posición estratégica” del país. Para los expertos, El Norte ha utilizado un nuevo tipo de motor para misiles de largo alcance o misiles balísticos intercontinentales. Las resoluciones del Consejo de seguridad de la ONU prohiben tales experimentaciones.

 


Seúl (AsiaNews/Agencias)- Corea del Sur trabaja en estrecho contacto con los EEUU para analizar el “test muy importante” que el Norte afirma que fue realizado hace 2 días. Lo anunció esta mañana el ministro de Defensa de Seúl. El régimen norcoreano había declarado ayer de haber llevado a término con suceso una prueba en la base de lanzamiento para satélites de Sohae. La estructura se encuentra en Dongchang-ri, en la provincia septentrional de Pyongyang del Norte- en la frontera con China.

Pyongyang no no dio detalles sobre los test, que “tendrán un efecto importante sobre la posición estratégica de la posición estratégica de la República democrática popular de Corea en el próximo futuro”. Choi Hyun-soo, vocera surcoreana de Defensa, durante un briefing con la prensa hoy declaró: “Estamos en conocimiento del anuncio de Corea del Norte. En estrecho contacto con los EEUU, tenemos de ojo sus movimientos en los principales sitios de Corea del Norte, incluido el de Dongchang-ri”. La funcionaria rechazó sin embargo de hacer pública la evaluación inicial de los test.

Los expertos sostienen que el Norte hayan utilizado un nuevo tipo de motor para misiles a largo alcance o misiles balísticos intercontinentales (ICBM): el Comando conjunto (JCS) de las Fuerzas armadas surcoreanas afirmó que nada fue disparado del sitio y recientes imágenes satelitales muestran signos de preparaciones para una prueba que se refiere al propulsor. Las últimas actividades en relación con las armas ICBM llegan al acercarse la fecha tope de fin de año que Pyongyang impuso a Washington, para mostrar la flexibilidad necesaria para avanzar en los coloquios sobre la desnuclearización.

En noviembre de 2017, el líder norcoreano Kim Jong-un había anunciado la interrupción de todos los test nucleares e ICBM, que Trump publicó como uno de sus más importantes resultados diplomáticos. La moratoria autoimpuesta de Kim no cubría los test sobre los motores de los misiles. Pero las resoluciones del Consejo de seguridad de las Naciones Unidas (ONU) prohiben a Pyongyang experimentar estructuras que podrían ser utilizadas para construir misiles balísticos. Con los negociados en fase de impasse, en los últimos meses Corea del Norte realizó una serie de test que involucran sobre todo a los misiles de corto alcance. El último se realizó el 28 de noviembre pasado, cuando el régimen verificó el funcionamiento de un imponente sistema de misiles de lanzamiento múltiple.  

 

COREA-USA_-_1209_-_Test.jpg