Card Sako: Para Navidad, se canceló la misa de medianoche en Bagdad

El patriarca dialoga con AsiaNews y subraya que piensan en “la integridad de los fieles”, que podrían transformarse en “un blanco al que atacar”. La medida, que fue adoptada por una decisión unánime al final de un encuentro de sacerdotes, cuenta con el respaldo de los fieles. Hay grupos “que no quieren un cambio” y “atacan a quien se manifiesta en la plaza”.


Bagdad (AsiaNews) - El patriarcado caldeo ha decidido cancelar la misa navideña de medianoche “por cuestiones de seguridad” y a fin de preservar “la integridad de los fieles”. En diálogo con AsiaNews, son las declaraciones del primado, el Card. Louis Raphael Sako, que confirman el clima de tensión que se respira en Irak, luego de los hechos de violencia desplegados en las manifestaciones contra el gobierno en todo el país. Una violencia, cabe subrayarlo, que no proviene de los manifestantes, sino de grupos de infiltrados y milicias que fomentan los choques, los ataques selectivos, los secuestros y homicidios, cuyo número ha ido en constante aumento en el último período.  

La decision, explica el Card. Sako, “se tomó al término de un encuentro con los curas y párrocos de la capital, y todos estuvieron de acuerdo con la cancelación. Escuchamos el parecer de varios fieles y hay una idea y un sentir común con respecto a esto”. Ante todo, “hay que salvaguardar la vida de la gente; en este contexto, un atentado sería un desastre”. “La seguridad -recuerda el purpurado - es muy débil en Bagdad”, donde se registran “muertos, secuestros selectivos y ataques de los manifestantes en la plaza”, sobre todo entre las personalidades de mayor visibilidad, como son periodistas y activistas. El peligro es “que los fieles que van a la iglesia, sobre todo de noche, puedan convertirse en un objetivo al que atacar”.  

Además, en horas de la noche, prosigue, “ya han matado a muchas ´personas, sobre todo entre los animadores de la protesta” y no se excluye que estos grupos, que están detrás de los desórdenes” también puedan atacar un lugar de culto. Es por eso que hemos decidido celebrar “las misas solo en Navidad, de día, a plena luz; queremos, ante todo, garantizar y porteger la seguridad de las personas”. 

La cancelación, según explica un comunicado del patriarcado, afecta a todas las iglesias de la capital, Bagdad. Las misas de Navidad serán una ocasión para “hacer más oraciones” pidiendo por una solución “digna de la actual crisis y poder recuperar una normalidad”. En las últimas semanas, para honrar la memoria de las víctimas y heridos, la Iglesia iraquí había decidido cancelar las ceremonias y las fiestas ligadas a la Navidad y utilizar el dinero ahorrado para la población, colaborando con la compra de medicamentos. 

Desde el primero de octubre, Irak se ha convertido en teatro de un vasto movimiento de protesta contra el gobierno y las autoridades. Las manifestaciones, reprimidas duramente por la policía, han llevado a la dimisión del premier Adel Abdul Mahdi, pero los manifestantes -sin distinciones étnicas, confesionales ni religiosas - apuntan a la caída de toda la clase política. 

La represión se incrementó a fines de noviembre, luego del doble asalto al consulado iraní en Najaf, y ya ha provocado más de 450 muertos y 20.000 heridos. 

“Las manifestaciones son pacíficas - subraya el Card. Sako, que en su mensaje de Navidad también analizó la actualidad política y social del país -, pero hay grupos que no quieren un cambio, y atacan al que se manifiesta en la plaza. Además, la situación de punto muerto respecto al nombramiento del Primer Ministro alimenta el clima de incertidumbre y confusión, como sucede en el Líbano”.

IRAQ_-_piazza_violenze_messa.jpg