Papa: La Familia de Nazaret, una respuesta coral a la voluntad del Padre

En el Ángelus, el Papa Francisco expresa su oración y cercanía a los familiares y víctimas del atentado terrorista ocurrido ayer en Mogadiscio. “Los tres miembros de la Sagrada Familia “se ayuda mutuamente a descubrir y a realizar el proyecto de Dios”.  Hay que reanudar la comunicación en la familia. 

 


Ciudad del Vaticano (AsiaNews) – “La Familia de Nazaret representa una respuesta coral a la voluntad del Padre: los tres miembros de esta familia particular se ayudan mutuamente a descubrir y a realizar el proyecto de Dios”. Estas fueron las palabras de Papa Francisco antes del rezo del Ángelus de este domingo, Fiesta de la Sagrada Familia. Luego de la oración mariana, el pontífice expresó su solidaridad a las víctimas del atentado terrorista ocurrido ayer en Mogadiscio (Somalia). Un terrorista suicida a bordo de un auto se hizo estallar cerca de un puesto de control, dando muerte a 90 personas y provocando decenas de heridos. El atentado fue reivindicado por Al Shabaab, la célula somalí de al Qaeda. El Papa invitó a todos a rezar “por las víctimas” y dijo: “Estoy cerca de todos los familiares y de cuantos lloran por su desaparición”. Luego, rezó un Ave María junto a los peregrinos reunidos en la plaza. 

Previo a ello, el pontífice presentó a las tres figuras de la Sagrada Familia, marcando su disponibilidad a la voluntad de Dios. “¿Cómo no quedar asombrados – dijo - por la docilidad de María al Espíritu Santo, que le pide convertirse en la madre del Mesías?... Jesús exaltará la grandeza de ella, no tanto por su rol de madre sino por su obediencia a Dios: «¡Felices aquellos que escuchan la palabra de Dios y la observan!» (Lc 11, 28). Y cuando no comprende del todo los hechos que la involucran, María, en silencio, medita, reflexiona y adora la iniciativa divina. Su presencia a los pies de la cruz consagra esta disponibilidad total”.  

“En lo que respecta a José, el Evangelio no nos dice una sola palabra: él no habla, pero en sus obras, obedece… La página evangélica de hoy (cfr Mt 2,13-15.19-23) retoma tres veces esta obediencia del justo José, cuando se refiere a la huida a Egipto y al regreso a la tierra de Israel. Con la guía de Dios - representado por el Ángel- , José aleja a su familia de las amenazas de Herodes. La Sagrada Familia se solidariza con todos aquellos que se ven obligados a abandonar su tierra a causa de la represión, la violencia y la guerra”. 

“Por último, Jesús. Él es la voluntad del Padre: en Él, dice San Pablo, no hubo un “Sí” y “No”, sino solamente “Sí” (cfr.  2Cor 1,19). Y esto se manifestó en numerosos momentos de su vida terrena. En el episodio en el templo, frente a los padres, que lo buscaban angustiados, Él responde: «¿acaso no saben que debo ocuparme de los asuntos de mi Padre?» (Lc 2,49); o cuando repite continuamente: «Mi alimento es hacer la voluntad de Aquél que me ha enviado» (Jn 4,34); su oración en el Huerto de los Olivos:  «Padre mío, si este cáliz no ha de pasar sin que yo lo beba, que se cumpla Tu voluntad» (Mt 26,42). Todos estos acontecimientos son la realización perfecta de las mismas palabras de Cristo, que dice «Tú no has querido sacrificios ni ofrenda [...]. Y entonces yo dije: “Aquí estoy [...], oh Dios, para hacer tu voluntad» (Hb 10,5-7; Sal 40,7-9)”.

“La Familia de Nazaret – concluyó - representa una respuesta coral a la voluntad del Padre: los tres miembros de esta familia particular se ayudan mutuamente a descubrir el proyecto de Dios. Ellos rezaban, trabajaban, se comunicaban. Yo me pregunto: tú, en tu familia, ¿sabes comunicarte, o eres como esos chicos en la mesa, cada uno con su teléfono celular? Hay un silencio como si uno estuviera en la misa. Hay que reanudar la comunicación en familia… Es una tarea que se debe hacer hoy. Que la Sagrada Familia pueda ser el modelo de nuestras familias, para que padres e hijos se sostengan mutuamente en la adhesión al Evangelio, fundamento de la santidad de la familia. Confiamos a María ‘Reina de la familia’ todas las familias del mundo, especialmente las que atraviesan la prueba del sufrimiento y del malestar, e invocamos su maternal protección sobre ellas”.

Pope-Angelus-sunny.jpeg