Card. Coutts, mensaje para el año 2020: El mundo necesita operadores de paz
de Shafique Khokhar

El purpurado retoma el tema del mensaje del Papa Francisco para la 53ra Jornada mundial de la paz. El arzobispo d Karachi recuerda dos episodios concretos: la firma de Abu Dhabi del “Documento sobre la fraternidad humana” y el encuentro entre el Papa Francisco y los líderes de Sudán del Sur, durante el cual el pontífice besó los pies a los políticos.

 


Karachi (AsiaNews) – El mundo “necesita operadores de paz”. Lo afirma el Card. Joseph Coutts, arzobispo de Karachi, en su mensaje para el año 2020. En la catedral de St. Patrick, donde ayer ha celebrado la misa por el año nuevo, el purpurado recordó el tema para la 53ra Jornada mundial de la paz elegido por el Papa Francisco subrayando el valor de la “paz como camino de esperanza, fundado sobre el diálogo, la reconciliación y la conversión ecológica”.

La paz, continúa el Card. Coutts, “necesidad de buena voluntad y esfuerzos constantes para continuar como camino”. El Papa Francisco sostiene que ‘el mundo no necesita de palabras vacías, sino de testigos convencidos, de artesanos de la paz abiertos al diálogo sin exclusiones ni manipulaciones. De hecho, no se puede llegar realmente a la paz sino cuando haya un convencido diálogo de hombres y mujeres que buscan la verdad más allá de las ideologías y de las opiniones diversas. La paz es “un edificio que se debe construirse continuamente”. 

El arzobispo afirma: “El mundo de hoy necesita de ocasiones que inviten a todos a vivir juntos como hermanos y hermanas y hagan conocer los valores. El documento propone la adopción de una ‘cultura del diálogo’ y de ‘llegar al final de la guerra, de los conflictos, de la decadencia ambiental y de la decadencia moral y cultural que el mundo afronta’”.  

El purpurado recuerda dos episodios en los cuales el Papa Francisco con los hechos que se puede llevar a la paz: el 11 de abril, cuando se encontró con los líderes de Sudán del Sur, se arrodilló delante de ellos y les besó los pies; y antes aún en febrero, cuando se encontró con el Gran imán de Al-Azhar en Abu Dhabi y juntos firmaron el histórico “Documento sobre la fraternidad humana”. “Todo esto nos recuerda-dice- que la paz es posible si queremos alcanzarla. Tenemos que trabajar juntos, dejar de lado el odio en nuestros corazones y estar los unos con los otros”. Al final exhorta: “¡Trabajemos por la paz y por el amor recíproco!”.  

 

PAKISTAN_-_0102_-_Messaggio.jpg