Beijing implementa la recolección diferenciada de residuos

La metrópoli de 21 millones de habitantes produce 26.000 toneladas de residuos domiciliarios por día. Beijing es la segunda ciudad en implementar la recolección diferenciada, después de Shanghái. Habrá multas para los contraventores. Las estructuras para el traslado y transformación de residuos siguen siendo limitadas.


Beijing (AsiaNews/Caixin) – En pocos meses más, Beijing se convertirá en la segunda ciudad de China en adoptar la obligatoriedad de la recolección diferenciada de residuos. Una normativa publicada en 18 de diciembre pasado, que será implementada a partir del primero de mayo del 2020, exige que todas las familias separen los residuos, dividiendo aquellos destinados a la incineración de aquellos para descarga y reciclado. Las nuevas reglas, que se aplican a las metrópolis de más de 21 millones de habitantes, son similares a las que rigen en Shanghái (29 millones de habitantes) desde julio del 2019. 

El volumen de residuos que produce el país es gigantesco. El municipio de Beijing afirma que de enero a octubre del 2019, la metrópolis generó más de 7,9 millones de toneladas de residuos domiciliarios, que equivalen a 26.000 toneladas por día. El gobierno quiere que cuando menos 46 ciudades chinas adopten la recolección diferenciada a lo largo del 2020.

El Ministerio de Desarrollo Urbano y Rural ha establecido que deben separar los residuos en cuatro categorías: materiales reciclables, residuos peligrosos, “húmedos” (orgánicos) y “secos”. 

Las nuevas normativas obligan a evitar la mezcla de residuos. Los contraventores serán castigados con multas de entre 20.000 y 100.000 yuanes (entre 2630 y 13.000 euros). 

Algunos analistas aseguran que llevará varios años educar a la población para seguir estas reglas. Ademas, Beijing no cuenta actualmente con suficientes medios para cubrir el transporte y la transformación de residuos.

Cina-_Beijing_waste.jpg