Siria, cohetes contra dos instalaciones de gas natural. Alta tensión entre Damasco y Ankara

Objetivos dos centrales eléctricas en Homs y al suroeste de Alepo. Se desconocen los autores del ataque y el alcance de los daños. Las instalaciones se utilizan para suministrar combustible a todo el país. Ayer, un fuerte combate, con bajas, entre los ejércitos sirio y turco en Idlib. Ankara advierte a Moscú: no interfiera.


Damasco (AsiaNews/Agencias) - Algunos cohetes impactaron en dos plantas de gas natural, en la zona de Homs y en Ebla, a unos 60 km al suroeste de Alepo, esta mañana temprano. La televisión estatal siria informa de ello, según la cual los bomberos han estado trabajando durante varias horas para apagar las llamas en la primera de las dos plantas; la situación es mejor en la segunda, donde no se han registrado daños sustanciales.

Por el momento no hay información sobre el origen del fuego de mortero y quién lanzó el ataque. Máxima confidencialidad por parte de los dirigentes de Damasco también sobre el alcance de los daños a las estructuras y las posibles interrupciones de la producción.

La planta de gas de Ebla suministra a las centrales eléctricas locales unos 2,5 millones de metros cúbicos de gas al día. Ambas instalaciones se utilizan para suministrar combustible en todo el país.

Ayer, mientras tanto, en la disputada región de Idlib, el último bastión rebelde del país, se produjeron intensos combates entre el ejército sirio, que avanzaba hacia la ciudad, y el ejército turco, que apoyaba a la oposición anti-Assad (y a la milicia yihadista). Desde el 12 de enero está en vigor en la zona un (frágil) alto el fuego acordado entre Turquía y Rusia, aliada al gobierno de Bashar al-Assad.

El Ministerio de Defensa de Ankara habla de al menos seis muertos, entre ellos cinco militares y un civil, alcanzados por los morteros lanzados por el ejército sirio. No se hizo esperar la respuesta del ejército turco, que habría "neutralizado" a 76 elementos de las tropas sirias. Noticia negada por Damasco, según el cual no hubo víctimas ni heridos.

Fuentes de la agencia turca Anadolu hablan de por lo menos 1.300 muertes de civiles en la zona desde septiembre de 2018, cuando Moscú y Ankara llegaron a un acuerdo sobre la formación de una "zona desmilitarizada". Añádase a esto los cientos de miles de personas que huyen de la ofensiva del ejército sirio o la violencia perpetrada por los grupos yihadistas.

Los enfrentamientos de ayer entre turcos y sirios también ponen en riesgo de crisis el diálogo en curso entre Moscú y Ankara con el Presidente turco Recep Tayyip Erdogan, quien ayer advirtió a su homólogo ruso que no se inmiscuyera en los enfrentamientos entre las partes. El líder turco pidió al Kremlin que "asumiera sus obligaciones" en la provincia de Idlib y que "no se inmiscuyera" en los enfrentamientos con Siria. "Esperamos que Rusia - subrayó Omer Celik, portavoz del Partido Justicia y Desarrollo (AKP) - no cubra al régimen ni lo proteja después de este claro ataque a nuestras fuerzas armadas.

SIRIA_-_TURCHIA_-_RUSSIA_-_idlib_e_colpi.jpg