Estudiantes de Banglad├ęs varados en China por el coronavirus
de Sumon Corraya

Recluidos en sus universidades, tienen problemas para satisfacer las necesidades básicas. El gobierno de Dhaka impide todo regreso de China, mientras que la economía del país sufre las primeras repercusiones de la epidemia.


Dhaka (AsiaNews) - "No podemos dejar la universidad. Pasamos nuestros días rezando y viendo la televisión". Esta es la historia de Biplob Nathan, un católico de 33 años de Bangladés que estudia en una universidad de la provincia china de Zhejiang, y que se ve obligado a hacer frente a las limitaciones impuestas por las autoridades chinas para detener la propagación del coronavirus de Wuhan.

El estudiante llegó a China en septiembre de 2019 para hacer un máster en Educación. "Nos preocupa el creciente número de víctimas de la epidemia. La universidad acoge a 12.000 estudiantes y nos protegemos con máscaras. La ciudad está desierta, nadie sale a la calle, y los precios de los productos de primera necesidad han aumentado", dijo a AsiaNews.

Dipan Roy, un estudiante hindú de Bangladés que asiste a la Three Gorges University en Yichang (Hubei), cerca del epicentro de la epidemia, dice que 172 compatriotas están estudiando en este instituto. "Estamos teniendo problemas para encontrar comida, ahora hay una crisis alimentaria en la ciudad, y no hay ni autobuses ni trenes. No sabemos cuánto tiempo podemos aguantar en estas condiciones".

Cerca de mil ciudadanos de Bangladés están en China para estudiar, y sólo unos pocos han logrado regresar a su país.

"No voy a volver a Bangladés, no quiero arriesgarme a propagar el virus", dice Biplob, que viene de la diócesis de Khulna. El ministro de salud de Dhaka, Zahid Malik, invitó la semana pasada a los compatriotas que viven en China a no volver a casa.

Según datos del ministerio, 312 han regresado de China hasta ahora, y están en cuarentena en el campo de Ashkona Hajj. Por el momento no se ha registrado ningún caso de infección, ni siquiera entre los residentes de nacionalidad china; sin embargo, un trabajador de Bangladés dio positivo en Singapur.

Pero la crisis epidémica está empezando a tener efectos negativos en la economía de Bangladés, que desempeña un papel importante en la Belt and Road Initiative, el proyecto de China para ampliar las redes comerciales entre Asia, África y Europa. El sector de la construcción se ve particularmente afectado, pero también la electrónica, ya que el país importa muchas computadoras de China, como destacó a AsiaNews Nazrul Islam, un importador del sector.

 

 

Cina-Bangladesh.jpg