Liberado el Card. George Pell. La Corte suprema revoca la condena por abusos sexuales

En el año 2018 el purpurado fue condenado a 6 años de prisión. Apenas fue absuelto, él dijo haber “sufrido por una profunda injusticia”, pero también no tener “mala voluntad” hacia su acusador y no querer agregar “heridas y amarguras” a los sentimientos de tantos. En estos años, el Vaticano siempre mantuvo la presunción de inocencia por el Card. Pell.

 


Brisbane (AsiaNews) – El Card. George Pell fue liberado de la prisión de Barwon, donde estaba descontando una pena de 6 años por abusos sexuales. Hoy la Corte suprema de Australia lo declaró inocente de los crímenes que se le atribuían.

El purpurado, de 78 años, ex secretario de economía en el Vaticano, es la personalidad de mayor rango en la jerarquía católica en haber sufrido estas acusaciones.

En una declaración que se hizo pública poco tiempo después de la sentencia de la Corte, el Card. Pell subrayó que “sufrió por una profunda injusticia”, reparada hoy con la decisión unánime de la Corte. Él también dijo no tener “mala voluntad” hacia su acusador y no querer agregar “heridas y amarguras” a los sentimientos de tantos.

El proceso contra el Card. Pell sucedió mientras en Australia surgían innumerables acusaciones y denuncias contra sacerdotes y religiosas implicados en abusos, también sexuales. Para tantos que apoyan al cardenal, él parecía ocupar el rol de chivo expiatorio. Otros revelan que con estas acusaciones él fue marginado por el grupo que debía reformar la economía en el Vaticano, dejando el campo libre a aquellos que, por el contrario, querían utilizar para fines menos nobles las estructuras financieras de la Santa Sede.

En la declaración, el Card. Pell afirma: “Mi proceso no era un referéndum sobre la Iglesia católica, ni un referéndum sobre el modo en el cual las autoridades de la Iglesia en Australia han afrontado el crimen de pedofilia en la Iglesia. El punto era solo si yo había o no cometido aquellos crímenes horribles, y yo no los cometí”. 

El Card. Pell fue acusado en 2017 y condenado hace 2 años por un hecho sucedido en los años 90: habría abusado de 2 monaguillos en la sacristía, inmediatamente después de la misa dominical en la catedral de St. Patrick en Melbourne. El único acusador era uno de los 2 ex monaguillos; el otro había muerto en 2014 y había retractado las acusaciones antes de morir.

En 2018, la Corte de Victoria condenó al purpurado, pero no por unanimidad. Los letrados del Card. Pell quisieron apelar diciendo que tal Corte no había tomado en consideración las pruebas que exoneraron a su asistido.

Finalmente hoy, la Corte suprema, después de casi un mes de la audiencias, emitió la sentencia en modo unánime. Esta puso en luz que la Corte de Victoria no tomó en consideración “la razonable posibilidad que la ofensa no hubiese sucedido” y no ha mirado a las contradicciones que habían entre algunos testimonios y el informe del acusador. Por ello, el Card. Pell fue absuelto totalmente de las acusaciones.

En estos años, el Vaticano siempre mantuvo la presunción de inocencia del Card. Pell, hasta que se agotaran todas las instancias de la justicia.

Vaticano-_Card_Pell.jpg