Coronavirus: el 13,8% de los jóvenes chinos es desempleado

En el mes de abril, el desempleo alcanzó al 6% de la fuerza laboral a nivel nacional. China Labour Bulletin: crece el descontento, pero el miedo a contagiarse pone un freno a las huelgas. El sector de los servicios no logra absorber el excedente de mano de obra de las industrias. 


Beijing (AsiaNews) – En abril, la desocupación juvenil en China llegó al 13,8%, con un incremento del 0,5% respecto al mes anterior. Es lo que informa hoy la Oficina Nacional de Estadísticas. Para los 8,7 millones de estudiantes universitarios próximos a graduarse, será difícil hallar un empleo que responda a sus expectativas; un tercio de ellos podría quedar desempleado. 

La tasa de desempleo de los chinos cuyas edades oscilan entre los 16 y los 24 años duplica la media nacional, que ronda el 6%, y registra un crecimiento respecto al 5,9% del mes de marzo. El número de desocupados alcanzó un pico en febrero, por efecto de la crisis pandémica, llegando al 6,2%. 

Sin embargo, las cifras reales seguramente sean superiores. En China, los datos oficiales solo toman en cuenta la fuerza laboral de las áreas urbanas (alrededor de 430 millones de personas); pero no contabilizan los 300 millones de trabajadores migrantes, provenientes fundamentalmente de las áreas rurales. Para la mayor parte de los observadores, éstos son los más golpeados por la contracción de la economía del país. 

Entre enero y febrero, la economía china creó 3,54 millones de puesto de trabajo, un millón menos en comparación a los que se crearon en el mismo período del año anterior. Se trata, sobre todo, de posiciones part-time o por jornada, que ofrecen pocas perspectivas a futuro y no contemplan ningún tipo de protección social. 

Según un estudio del China Labour Bulletin (CLB) de Hong Kong, basado en información de la prensa y en el monitoreo de las redes sociales chinas, en China está creciendo el descontento popular debido a la situación laboral. Sin embargo, el descontento no se ha trasladado a acciones concretas. Las huelgas en los primeros cuatro meses del 2020 sumaron 142, con una caída pronunciada respecto a las 483 del año pasado. 

Para el CLB, el miedo a contagiarse frena las iniciativas de protesta de los trabajadores. Los servicios y el transporte son los sectores que muestran mayor número de huelgas. Durante la crisis pandémica, las empresas manufactureras tuvieron menos problemas. Los despidos masivos en este sector no fueron considerables; los empleadores optaron por poner a los trabajadores en licencia no remunerada u otorgar salarios básicos, sin la posibilidad de cumplir horas extra. 

En el pasado, las empresas del sector de servicios, las más dinámicas antes de la pandemia, lograban absorber buena parte de los trabajadores despedidos de las industrias. Sin embargo, en las condiciones actuales, resulta imposible la transferencia de mano de obra de un sector a otro. La Oficina de Estadísticas calcula que en base a un estimado anual, la producción del rubro servicios cayó un 4,5%; y tomando los primeros cuatro meses del año, la caída fue del 9,9%.

CINA_-_0515_-_disoccupazione.jpg