Kolkata, el ciclón Amphan dejó 87 muertos. Más de 18 millones de personas sufrieron daños (FOTOS)

El 60 % de los árboles, arrancados de raíz ; cientos de miles de viviendas destruidas. No hay electricidad ni agua potable. No hay gas para cocinar ni servicios higienicos. Las calles está cortadas. Son muchas las iglesias y conventos golpeados. La tarea de Caritas, que trabaja con el ejército para distribuir ayudas y para velar por la reconstrucción. 


Kolkata (AsiaNews) – El ciclón Amphan, que la semana pasada azotó Bengala Occidental y Orissa, dejó 87 muertos (86 en Bengala Occidental; uno en Orissa) y provocó daños que pesan sobre  la vida de cuando menos 18 millones de personas.

El Pbro. Franklin Menezes, de Seva Kendra, el brazo social de la arquidiócesis de Kolkata, enumera: “Al menos el 60% de los árboles – muchos, de más de 100 años – fueron arrancados de raíz, produciendo un desastre ecológico. Estos árboles cayeron sobre los techos de las casas y cabañas, destruyendo cientos de miles de viviendas, sobre todo aquellas más pobres o menos firmes. Los árboles también cayeron sobre los postes de luz, con lo cual muchas aldeas todavía siguen sin electricidad, sin internet, sin energía para las bombas, y por tanto, tampoco tienen agua. La falta de agua potable, de comida caliente y de un techo son las necesidades más urgentes. Pero también está el problema de las calles, que han quedado cortadas por [la caída de] árboles. Especialmente en los vecindarios del 24 Paraganas South y North, todavía no ha sido posible la llegada de los socorristas. La limpieza de las calles y el barrido de obstáculos es tarea del ejército, que trabaja junto a numerosos voluntarios.

Con la falta de agua y la devastación, la población carece de servicios higiénicos. 

Lo único positivo es el bajo número de muertos. Esto se debe a la previsión por parte de los gobiernos de los dos Estados, que se ocuparon de poner a salvo a casi 700.000 personas, en refugios temporarios.

Mons. Thomas D'Souza es el arzobispo de Kolkata y está visitando personalmente los lugares azotados por el ciclón. “Amphan - dice, en diálogo con AsiaNews- ha destruido casas, cosechas y animales de las familias de cuando menos 24 parroquias. Las iglesias y conventos también han sufrido daños. He difundido una circular para todos los párrocos, superiores religiosos y directivos de las escuelas para que, allí donde sea necesario, den comida y hospitalidad a los que han sido afectados por el ciclón, sin hacer discriminaciones de credo ni casta. En la distribución de las ayudas y en la reconstrucción, Caritas está trabajando codo a codo con el ejército indio”. 

El Card. Oswald Gracias, presidente de los obispo indios (CBCI) ha expresado su compasión y oraciones por la pérdida de vidas humanas y de medios de subsistencia para la población de Bengala Occidental y Orissa. El corazón de los obispos, dice “está íntimamente unido al sufrimiento de la gente”. Es por eso que pide a las autoridades civiles y eclesiales que se hagan todos los esfuerzos posibles “para llegar a las personas que han sido más golpeadas por el ciclón, y ayudarlas”. (N.C.)

Rural_Bengal.jpg