La vigilia de Tiananmen en Hong Kong, no obstante la prohibición de la policía
de Paul Wang

Los organizadores invitan a la población a encender velas por todos lados y participar a encuentros online. Grupos de 8 personas. único número permitido por las reglas anti-pandemia- se reunirán en el Victoria Park, como todos los años. Los motivos “sanitarios” instrumentalizados para aplicar la censura sobre el evento, único en el mundo chino. También online la misa por los caídos de Tiananmen y un encuentro de oración, que se realizaba siempre antes de la gran vigilia.  

 


Hong Kong (AsiaNews) – No obstante la prohibición de la policía, la vigilia por los asesinados en la plaza de Tiananmen en 1989 se realizará lo mismo, pero con modalidades diversas y más sobrias. La policía decretó que el encuentro es demasiado peligroso a causa de la pandemia y no permite concentraciones superiores a 8 personas.

La Alianza en apoyo de los movimientos patrióticos y democráticos de China, que ha organizado la vigilia en los últimos 30 años pidió al público organizar mañana por la noche encuentros virtuales online y encender velas en todo el territorio. Durante la tarde de mañana se prepararán al menos 100 quioscos en diversos puntos para distribuir velas a la gente. 

Algunos grupos programaron ir al Victoria Park, el lugar tradicional donde siempre se realizó la vigilia y encontrarse en grupos de a 8 o individualmente, para escapar a la prohibición de la policía. 

Desde 1990 y en modo interrumpido, en el Victoria Park se reunieron centenares de miles de personas para una vigilia a la luz de velas en la cual a través de elegías, oraciones, ofrendas de flores y discursos se hizo memoria de los caídos en la plaza Tiananmen.  

n la noche entre el 3 y el 4 de junio, los tanques y el ejército chino han evacuado la plaza ocupada por algunos centenares de miles de jóvenes manifestantes matándolos con fusiles y aplastados por la ruedas de los tanques. Los jóvenes estudiantes y obreros estaban desde hacía meses en sentadas en la plaza para pedir democracia y que terminara la corrupción. Según organizaciones independientes, aquella noche fueron asesinados de 200 a 2.000 jóvenes. El gobierno chino jamás quiso hacer público el número de las víctimas. Al contrario mantuvo envuelto en el silencio: cualquiera en China ose recordar aquel evento aunque lejanamente es censurado y llevado a la cárcel.

Hong Kong fue el único lugar en tierra china en el cual la masacre de Tiananmen se la recuerda cada año. En Macao realizaron algunas veces manifestaciones, pero éstas nunca tuvieron la amplitud de la vigilia de Hong Kong, donde el año pasado participaron 180 mil personas.

Para la ocasión, muchas personas de China intentaron llegar a Hong Kong para participar.

Siempre en la vigilia han participado grupos de cristianos, católicos y protestantes. Antes del evento principal, los cristianos se reunían en una esquina del Victoria Park para un momento de oración, para luego agregarse a la asamblea común.

Este año, está prevista una misa y un momento de oración online, del título “Sean fuertes, dense ánimo, no teman y no se asusten de ellos, porque el Señor tu Dios camina contigo” (Deut. 31,6). 

La prohibición de la vigilia por motivos “sanitarios” no convence a los organizadores que consideran estos motivos como una excusa para cancelar también de Hong Kong la memoria de Tiananmen. A esto se agrega la decisión tomada por Beijing la semana pasada de preparar una ley sobre la seguridad que aumentaría el control con espías y policías sobre la población, cancelando el principio “Un país, dos sistemas” sobre el cual se funda

el carácter liberal de Hong Kong respecto a la dictadura política y cultural de China.

 

HK-Vigil-candle.png