Después del desfile de la Victoria, las votaciones por el ´Putin eterno’
de Vladimir Rozanskij

Desde ayer se vota por las modificaciones constitucionales, en las mesas y on-line. Las modificaciones permitirán a Putin permanecer en el cargo hasta el año 2036, superando en duración a Stalin y a Iván el Terrible. Los obispos ortodoxos exhortan a los fieles a votar “por Dios y Putin”, y “para el mejor dirigente de la historia de nuestro país”. En las modificaciones constitucionales está prevista la inserción del nombre de Dios.

 


Moscú (AsiaNews) - Ayer iniciaron la votaciones para las modificaciones, después del gran desfile del 24 de junio. Las votaciones se debían haber realizado el 22 de abril pasado, pero fueron postergadas a causa de la cuarentena por el Covid-19. La nueva Constitución reforzará el régimen putiniano en la sincronización, en la arquitectura institucional y en el énfasis de los principios morales de la nación rusa. Se preveía un plebiscito; ahora les bastará con una media participación de los electores, sin poner en duda los resultados. 

No obstante los esfuerzos de los organizadores, el desfile se desarrolló en un tono menor. Sin las multitudes exultantes, los tanques con armas y trofeos desfilaron delante del palco con el presidente Putin (si bien muchos pensaban fuese un doble) y pocos representantes de los países amigos, además de un grupo de veteranos. En la plaza y en las calles aledañas colocaron a robustos cuerpos de militares alienados. El miedo de la pandemia tuvo alejada a la población en Moscú y en las pocas ciudades se desarrollaron similares ceremonias. La jornada fue también funesta por la muerte por coronavirus del Gran Lama budista de la región de Tuva, Jampel Lodoj (Sata Alysh-oola Shuurakainovich, Foto 2), de 44 años, que luchaba contra la infección desde el 10 de junio, cuando fue internado en terapia intensiva.

Muchos observadores lamentaron la ausencia en el desfile del patriarca de Moscú, Cirilo (Gundjaev), pero el vocero patriarcal Vladimir Legojda, desmintió la noticia, confirmando que “el patriarca participó entre los huéspedes de honor, según la tradición bendiciendo a la fuerzas armadas que necesitan asistencia de la Iglesia; porque no haya aparecido en las transmisiones televisivas, habría que preguntárselo a quien organizó la transmisión”. 

En realidad el patriarca se presentó al inicio del cortejo en una posición aislada, para luego  

ausentarse casi inmediatamente.

Igualmente Cirilo, expresó inmediatamente su voto favorable a las modificaciones constitucionales, conectándose con la sede electoral de su protegida residencia en la periferia de Moscú. Las votaciones, de hecho, posibles ya sea online como en las mesas y la comisión electoral asegura la imposibilidad técnica de fraudes. Un periodista de Dozhdja, Pavel Lobkov, votó 2 veces, una desde casa y una en la mesa, pro está aclarado que “será considerado solamente el voto on-line”. n algunas mesas, por otro lado, se registró el voto on-line un número mayor de electores de cuanto resultase de las listas anagráficas. Las mesas se abrirán todos los días hasta el 1° de julio de la 8.00 a las 20.00 y on-line de las 10.00 a las 20.00.

El patriarca de Moscú explicó que las modificaciones propuestas tienen “una visión completa del significado muy profundo, que tendrá importantes consecuencias para la vida espiritual y moral del pueblo”. El en particular alabó la inserción del nombre de Dios en la Constitución, porque se trata de un “valor absoluto, sin el cual es imposible elegir entre el bien y el mal”. Además la nueva Constitución establece la “continuidad hereditaria de la Rusia contemporánea con su historia, nosotros no venimos de la nada”. Diversos obispos rusos abiertamente invitado a votar a favor de las modificaciones “por Dios y por Putin” y “por el mejor dirigente de la historia de nuestro país”, como afirmó el obispo Pankratij (Zherdev), superior del monasterio de Valaam.

La nueva Constitución prevé “la puesta a cero” de los conteos de los cargos, por lo tanto Putin podrá representarse en 2024 como la primera vez por dos mandatos consecutivos, se aprovechará esta posibilidad permanecerá en el cargo hasta el año 2036, cuando tendrá 84 años, superando el período de “reino” de Stalin y poniéndose en el mismo plano de Iván el Terrible y Pedro el Grande, que subieron al trono desde niños. Un nuevo Art, el n.92, garantiza por otro lado al presidente dimisionario o a fin del mandato la total inmunidad de cualquier forma de procedimiento civil o penal contra él; Putin por lo tanto podrá retirarse cuando quiera, quizás conservando el cargo de presidente del nuevo “Consejo Federal” que controlará “órganos de fuerza”, los servicios especiales y militares.

 

RU-Putin-parade.jpeg RU-Putin-parade.jpeg