Estudiantes católicos de Vinh redescubren la esencia del cristianismo en la vida de hoy
de Thanh Thuy

La Catholic Students’ Association celebró el fin del ciclo lectivo. Después de la misa, el Padre Joseph Trần Công Hường, responsable de la Asociación, impartió solemnemente el  "Nghi thức sai đi" (el rito de salir a desarrollar la misión) a los 121 graduados.

 

 


Hanói (AsiaNews) – La Catholic Students’ Association de la diócesis de Vinh fue fundada en 1986. En los últimos 34 años, la Asociación se ha convertido en un segundo hogar para los alumnos que viven fuera del campus. Además, es una oportunidad para las generaciones de estudiantes, ya que interactúan, se reúnen y ayudan mutuamente. 

Desde sus primeros años, la Catholic Student Association de Vinh ha estado dividida en 15 pequeños grupos: Group E, Bến Thủy Group, Cửa Nam, Pedagogy College Group, Dominican Savior, Economics Group, Technology Group, Luke Group, Francis ASSISI, Peter Canisio, Therese, Trung Đô Group, Trường Thi y el  Fatima Group.

Desde principios del 2020, todos los ciudadanos de la diócesis de Vinh han tenido que afrontar 6 semanas de distanciamiento social para prevenir la pandemia de coronavirus. Aún así, los estudiantes católicos siguen rezando todos los días. Cada uno de ellos debe seguir sus estudios para las materias de la universidad o del college en la provincia de  Nghệ An o en otras provincias.

La semana pasada, a las 8:30 del día 20 de junio, la Asociación celebró solemnemente la fiesta de San Anselmo en la iglesia de Đồng Yên, perteneciente a la parroquia de Yên Đại, y la ceremonia de cierre del ciclo académico 2019-2020.  

El Padre Joseph Trần Công Hường, responsable de los estudiantes católicos de la diócesis de Vinh, presidió la ceremonia de la fiesta. Estuvo acompañado por el Pbro. Paul Nguyễn Văn Khai, profesor del Seminario mayor de St. Francis Xavier; por el Pbro. Anton Trần Văn Niên, vicario de la parroquia de La Nham; por los padres de la Sociedad de Jesús; los padres de la Vincent Congregation; y por los misioneros de los Apostles Saints. Todos celebraron la misa junto a los estudiantes católicos de la diócesis de Vinh”. 

Antes de la misa, el Padre Joseph Hường entregó los premios y certificados a cada uno de los estudiantes que mostraron un excelente desempeño en el concurso de Catecismo de Docat, cuyo tema fue: “Estudia con Jesús en el 2020”. 

Para el ciclo lectivo 2019-2020, el tema fue “Reforzar la fe de los jóvenes”. La enseñanza y el aprendizaje del catecismo ayudan a que los estudiantes puedan conocer el cristianismo y comprender la enseñanza de a Iglesia en materia social. 

En la homilía, el Padre Paul Nguyễn Văn Khai, profesor del Seminario Mayor de San Francisco Javier, dijo: “Ustedes son estudiantes y también cristianos. ¿Qué están buscando? San Anselmo nos enseña que buscamos el conocimiento de Dios. Por tanto, a través de la comprensión, tenemos la oportunidad de ver el amor de Jesús  y la Providencia de Dios para con nosotros”. El Padre Paul agregó: “No se trata de mirar lejos, sino de ahondar en nuestra vida y en la vida de aquellos que nos rodean. Te conozco y sé que estás por graduarte. ¿Cada uno se pregunta cómo hallará un empleo? Quizás hay quien piensa “¡debo hacer dinero a toda costa!”. Pero debe recordar que primero debemos buscar el Reino de Dios, y las demás cosas que Él añadirá, luego”. 

En efecto, los padres, obispos y sacerdotes desean que todos los estudiantes católicos de la diócesis se vuelvan personas útiles para la sociedad y para la Iglesia. El Padre Paul Nguyễn Văn Khai rezó por estos estudiantes, para que se vuelvan personas generosas, que puedan amar a los demás y estar realmente cerca de los pobres”. 

Al término de la misa, el Padre Joseph Trần Công Hường, responsable de la Asociación impartió el solemne "Nghi thức sai đi" (el rito de salir en misión) a los 121 graduados. Los flamantes graduados interpretan el compromiso con la debida seriedad y profundidad. Es un momento dominado por el afecto, fruto de momentos inolvidables de la vida estudiantil. Se despiden de sus universidades para ir al encuentro de la vida real. 

El obispo Paul Maria Cao Đình Thuyên, obispo retirado (93 años), con 60 años de sacerdocio a sus espaldas, expresó alegría en su encuentro con los jóvenes estudiantes, con el mismo espíritu de un verdadero padre. El obispo Paul considera que este encuentro se debe a la providencia de Dios y a la inspiración del Espíritu Santo. En particular, el obispo subraya que la vitalidad de la Iglesia y de la sociedad se desarrolla a partir de las jóvenes generaciones. Por tanto, los estudiantes católicos son llamados a vivir y proclamar el Evangelio de Dios en su vida cotidiana. 

Joseph Trhnh Xuân Giáo, presidente de la Asociación de Empresarios Católicos de la diócesis de Vinh, contó sus invalorables experiencias durante la carrera. A partir de estos ejemplos, los estudiantes de la diócesis de Vinh adoptaron un nueva visión. Están tratando de realizar sus estudios de un modo armónico, conjugando teoría y trabajo práctico en las parroquias y en las comunidades. 

El obispo Anphong Nguyễn Hữu Long  (en la foto), recibió una nueva misión en la diócesis de Vinh, el 12 de febrero de 2019. Después de 3 meses, el 5 de mayo de 2019, el se reunió con 300 estudiantes católicos de la diócesis en la iglesia de Đồng Yên, perteneciente a la parroquia de Yên Đại. Al hablar con ellos, dijo: “Queridos hermanos y hermanas: vivimos en el corazón de la sociedad, con cientos de miles de desafíos”. “En el mundo actual – agregó - los jóvenes deben afrontar muchos retos. La juventud es la edad caracterizada por el dinamismo lleno de pasión. Los jóvenes son más receptivos ante las cosas nuevas pero también deben afrontar muchos obstáculos en la vida y en el mundo virtual, en la fama, etc”. “En el contexto de esta sociedad, los jóvenes católicos con facilidad se ven infectados por cosas nocivas. La verdad es que a veces, a causa de nuestro egoísmo y avidez, nos olvidamos de la presencia de Dios, olvidando a los hermanos y hermanas que están a nuestro lado”.  

“Para discernir y elegir cómo actuar en cada situación  - agregó - los jóvenes son llamados a colocar todo en la perspectiva de la fe, teniendo conciencia de nuestra vocación cristiana”. “Aún cuando sabemos que los placeres que están ahí fuera son mera vanidad, seguimos pensando, equivocadamente, que podemos decidir todo. Nos apresuramos a hallar una satisfacción material. Estamos dispuestos a ignorar los ‘valores morales’ para así poder satisfacer nuestras ambiciones. 

Por tanto, Mons. Anphong Nguyễn Hữu Long invitó a los estudiantes católicos de la diócesis de Vinh a “ser conscientes de que Dios vela siempre por nosotros y está de nuestro lado. Confiemos en Él. De este modo, los estudiantes católicos se atendrán a la ‘sustancia’ de la persona católica en la vida de hoy”.

Bishop_Anphong_Nguyễn.jpg