Patriarca maronita: Líbano abierto y neutral, contro divisiones y violencias
de Fady Noun

En la homilía del domingo el Card. Raï puso las bases para una nueva fundación del país de los cedros. Restituir la soberanía al Estado y tutelarlo de los ataques del exterior. Un llamado dirigido a todos el establishment político y que no se debe convertir en un slogan de parte. Hoy en misión en Roma el ministro libanés de Exteriores.

 


Beirut (AsiaNews) - ¿Sobre cuáles horizontes apoyan las cuatro constantes formuladas el pasado 5 de julio por el patriarca maronita, el Card. Beshara Raï, en su homilía dominical? Según una fuente bien informada y cercana al cardenal, el objetivo de la Iglesia maronita parece ser aquel de una aspiración a la “neutral” para el Líbano y garantizada en el plano internacional.  Una estrategia que deberá suceder mediante una progresiva intensificación de los pedidos y pidiendo pareceres de otras comunidades. “Es por esto-precisan las fuentes- la homilía del domingo no debe ser considerada como un lamento más, pero va encuadrada como aspiración a convertirse en un discurso de fundación”.

¿Cuáles son estas 4 constantes formuladas por el jefe de la Iglesia maronita? Resumiendo, el patriarca pidió al jefe de Estado que “se rompa el asedio impuesto [...]  a la libre decisión sobre la nación”. Para aclarar, él pidió que sea restablecida al  acto práctico la soberanía del Estado y no sólo bajo el perfil nominal. Él luego lanzó un pedido a la ONU, a la comunidad internacional y a la comunidad árabe para que tomen acto de esta situación y para que contribuyan en el garantizar la “neutralidad” del Líbano. En el tercer punto, el patriarca denunció a la clase política por entero, que él considera responsable del derrumbe económico del Líbano, aún haciendo como si nada hubiese  sucedido y tratan de simular el propio grado de responsabilidad. Por último, el purpurado invocó la protección de los protagonistas de la protesta popular del 17 de octubre y condenó al mismo tiempo los ataques judiciales y policía contra los activistas de los servicios de seguridad.

“Por primera vez-asegura la fuente antes mencionada- el discurso del patriarca refleja una aspiración de un cambio nacional. Es necesario impedir que esta aspiración sea hecha propia por un campo y por el otro”. Y de precisar que, por ejemplo, el patriarca Raï no pida en lo específico la caída del gobierno, sino se dirige a todo el establishment político y vaya también más allá del discurso sobre el desarme de Hezbolá, que figura como un detalle en el contexto de una visión de conjunto.. “Pero una cosa es cierta-comenta un obispo maronita que pide el anonimato- no es más cuestión de callar. Se nos pide desde hace años de decirlo en el modo más claro posible. lo que queremos.  Hemos decidido hacerlo y si el patriarca irá a Roma. irá con un dossier bien formulado”.  

También hacemos notar, respecto a cuanto se dijo en precedencia, no está programado por el momento ningún viaje a Roma del Patriarca. Para el ex diputado Farés Souhai, la homilía de domingo demarca “un gran cambio en la vida nacional y en aquella de la Iglesia. Esto es el retorno al escenario de un patriarca que se había un poco eclipsado para permitir a ciertas figuras políticas y a los partidos representativos de los cristianos a hacer sus pruebas”. “Con la caída de interés hacia estas personalidades y de los partidos cristianos-agrega el responsable del Rassemblement de Saydet el-Jabal, asociación nacida para favorecer el diálogo islamo-cristiano-la Iglesia decidió retomarse el propio rol y puesto en calidad de garante de la continuación de un Líbano que ella  contribuyó en crear hace un siglo. El patriarca habló de una legalidad hipotética y sabe bien que el Líbano no puede restar en vida si, en su interior, existe un segundo Estado que lo agota económicamente y políticamente, sustituyéndose al jefe del Estado como gran decisión de su política”.

Fuentes eclesiásticas aseguran que se trata de una pura coincidencia si la homilía del patriarca llega mientras el ministro de Exteriores, Nassif Hitti está en misión en Roma. Éste último será recibido hoy por Mons. Gallagher, secretario vaticano para las Relaciones con los Estados. Será muy probable que los dos hombres no hablen del extraordinario número de crisis que se abatieron en 2019 sobre el Líbano, sin hablar del eco interno que pueden tener los enigmáticos bombardeos de los sitios nucleares iraníes y la cuenta al revés por la anexión de Israel de parte de Cisjordania.

 

LIBANO_-_patriarca_e_politica.jpg