Papa: jóvenes, María os muestra ‘otro modo de vivir’, diverso del relativismo

En un mensaje a los jóvenes reunidos en Medjugorje, Francisco escribe que el “Mladifest” ofrece a todos vosotros la posibilidad de encontrar a Jesucristo vivo. “El gran modelo de la Iglesia del corazón joven, pronta a seguir a Cristo con frescura y docilidad, permanece siempre la Virgen María.

 


Ciudad del Vaticano (AsiaNews) – Descubrir “otro modo de vivir”, diverso del relativismo imperante y “encontrar” a Jesús, según aquel “Venid y veréis” (Jn 1,38), dirigido por Jesús a los discípulos es el tema del "Mladifest", el encuentro anual de los jóvenes, en curso en Medjugorje de 1 al 6 de agosto (en la foto). Es la invitación que el Papa Francisco dirige a los jóvenes en un mensaje centralizado sobre la frase de Jesús.

El “Festival” de los jóvenes es parte de aquellas actividades-las peregrinaciones-que la Iglesia permitió a Medjugorje. En realidad todavía no hay una declaración oficial sobre las presuntas apariciones. La comisión encargada en el año 2010 y presidida por el Card. Camillo Ruini habló de una diferencia entre los inicios del fenómeno y su sucesivo desarrollo, o sea entre las primeras 7 presuntas apariciones, sucedidas entre el 24 de junio y el 3 de julio d 1981 y todo lo que sucedió después. los miembros y los expertos se expresaron con 13 votos a favor del reconocimiento de la sobrenaturalidad de las primeras visiones. Un miembro votó contra y un experto expresó un voto suspensivo. El Pap Francisco, en un coloquio con los periodistas, juzgó en modo positivo el trabajo desarrollado por la comisión y en 2017 encargó al arzobispo polaco Henryk Hoser de efectuar investigaciones.

“El encuentro anual de los jóvenes a Međugorje – se lee en el mensaje de Francisco, leído ayer-es un tiempo rico de oración, de catequesis, de fraternidad. Este ofrece a todos vosotros la posibilidad de encontrar a Jesucristo vivo, especialmente en la Eucaristía y en la Reconciliación, es posible en Medjugorje, en esta cita, donde conocerán una forma diferente de vivir. No la cultura de lo provisional, no al relativismo. Sí a las respuestas verdaderas y seguras". 

«Las palabras guía de este festival: "Venid y veréis" (Jn 1,39), dirigidas por Jesús a los discípulos, son una bendición también para vosotros, jóvenes», explica el Papa recordando que "Jesús también dirige su mirada hacia vosotros y os invita a ir y estar con Él".

“¡No tengan miedo! Cristo vive y quiere que cada uno de vosotros viva. Él es la verdadera belleza y juventud de este mundo. Todo lo que Él toca se vuelve joven, se hace nuevo, se llena de vida y de sentido  (cfr Exhort. ap. Christus vivit, 1)”.

"Encontrando a Jesús-prosigue el documento - es dar sentido a la vida, Él hace nuevas todas las cosas: Al encontrar a Jesús te conviertes en una persona nueva, y recibes la misión de transmitir esta experiencia a los demás, pero manteniendo siempre la mirada fija en Él, el Señor". 

“Queridísimos jóvenes. habéis encontrado esta mirada de Jesús que les pregunta: “¿Qué buscáis?”. “¿Habéis oído su voz que os dice: “Venid y veréis”.¿Han sentido ese estímulo para ponerse en camino? Tómense el tiempo para estar con Jesús, para llenaros de su Espíritu y estar prontos para la fascinante aventura de la vida. Vayan al encuentro de Él, estad con Él en la oración, confíense en Él que es experto del corazón humano. Esta bellísima invitación del Señor “Venid y veréis”, narrado por el joven y amado discípulo de Cristo, está dirigido también a los futuros discípulos. Jesús os invita a encontrarlo y este Festival se convierte en una ocasión de poder ‘ir y ver’”.

“El gran modelo de la Iglesia del corazón joven, pronta a seguir a Cristo con frescura y docilidad, es siempre María, que con su "sí" se dejó involucrar y arriesgar, "sin otra garantía que la certeza de ser portadora de una promesa". Su "He aquí la esclava del Señor" (Lc 1,38) -dice Francisco- es "el más bello ejemplo que nos dice lo que sucede cuando el hombre, en su libertad, se abandona en las manos de Dios". La última invocación es por lo tanto a la Virgen: "María es la Madre que vela por nosotros sus hijos que caminan por la vida a menudo cansados, necesitados, pero con el deseo de que la luz de la esperanza no se apague. Esto es lo que queremos: que la luz de la esperanza no se apague".

“Nuestra Madre mira a este pueblo peregrino, pueblo de jóvenes que ella ama, que la busca haciendo silencio en el propio corazón no obstante que a lo largo del camino no haya tanto ruido, conversaciones y distracción” (Christus vivit, 48)”.

“Queridos jóvenes-concluye el mensaje- “Corran, atraídos por ese Rostro tan amado, que adoramos en la Sagrada Eucaristía y reconocemos en la carne de nuestro hermano que sufre. Que el Espíritu Santo os impulse en esta carrera hacia adelante. La Iglesia necesita vuestro impulso, vuestras intuiciones, vuestra fe (ibíd., 299)".

 

medjugorje-festival-dei.jpg