Mons. Barwa: La herencia de los mártires de Orissa
de John Barwa

Mañana se celebra el 12mo aniversario del pogromo anticristiano de 2008 y la Jornada de los Mártires de Kandhamal. La celebración se la ha querido realizar para que “no perdamos jamás la esperanza en la vida, cualquier dificultad podamos encontrar.

 


Cuttack-Bhubaneswar (AsiaNews) – “La vida y el coraje de estas personas es un herencia para la Iglesia y queremos custodiarla para las futuras generaciones”: con esta cita de Juan Pablo II, el arzobispo John Barwa, de Cuttack-Bhubaneswar, exhorta a sus fieles a hacer memoria de los mártires de Orissa asesinados en un pogromo anti-cristiano en el año 2008. Por deseo de la Conferencia episcopal de la región, el día de la Memoria de los Mártires fue fijado para el 30 de agosto, mañana.

En 2008. a partir de agosto, las violencias nacionalistas hindúes, que se desencadenaron en el distrito de Kandhamal, destruyeron 355 iglesias y lugares de oración de los cristianos Adivasi y Dalit, quemaron 6.500 casas, asesinadas al menos 100 personas; más de 40 mujeres fueron violadas, molestadas y humiliadas; escuels, servicios sociales, centros sanitarios destruidos o vandalizados; más de 75 mil personas evacuadas, muchos Dalit fueron obligados de (re)conversionesforzadas al hinduísmo. Hasta hoy ninguno de los responsables de las violencias fue castigado.

A continuación el mensaje de Mons. Barwa:

Oración por los mártires de Kandhamal 30 de agosto del año 2020

Queridos padres, hermanos, hermanas, fieles, 

El 30 de agosto conmemoramos el 12mo aniversario del Día de los mártires de Kandhamal. Este día fue decidido y dedicado a la Jornada de los mártires en el Consejo de los obispos católicos de Orissa (Odisha). En la ocasión del Día de los mártires nosotros dedicamos respeto, homenaje y oración por la causa de los mártires de Kandhamal. Que las palabras de Tertuliano, “La sangre de los mártires es semilla para la Iglesia”, resuene en nuestros corazones y se vuelva una realidad en la tierra sagrada de Kandhamal y en la arquidiócesis.

En su encíclica “Ut unum sint”, el Papa Juan Pablo II escribió: “Todos los cristianos comparten un mismo martirologio. Nuestra finalidad no es canonizar a ninguno, sino solamente recordar a aquellos que se han sacrificado a sí mismos por Cristo. La vida y el coraje de estas personas es una herencia para la Iglesia y queremos custodiarla para las futuras generaciones”.

Nosotros esperamos que la observancia del Día de los mártires nos inspire a seguir a Cristo en un modo más personal y reforzará nuestra fe en Cristo, para que no perdamos jamás la esperanza en la vida, aún con cualquier dificultad que podamos encontrar.

Por esto les pido que programen momentos de oración y de adoración en vuestras parroquias y pueblos, teniendo presentes las directivas actuales del gobierno (sobre la emergencia Covid-19).

+ John Barwa, Svd

arzobispo de Cuttack-Bhubaneswar

 

INDIA_(IT)_0822_-_Anniversario_orissa.jpg