Waqar Masih, cristiano y testigo incómodo: la policía mató a su padre y a otro joven cristiano
de Shafique Khokhar

El joven de 25 años fue arrestado por posesión y venta de drogas. En realidad, la policía quiere eliminarlo porque es testigo de dos asesinatos cometidos por un grupo de policías. Los autores de los asesinatos también intentaron sobornarlo ofreciéndole una gran suma de dinero. Human Rights Focus Pakistan lo está defendiendo.

 


Toba Tek Singh (AsiaNews) - Waqar Masih, de 25 años (foto 1), es un cristiano muy pobre y está en la cárcel acusado de vender drogas. Pero es una acusación falsa. En realidad, fue incriminado por la policía porque pide justicia para su padre, Younas Masih, de 48 años (foto 2), quien fue asesinado por algunos policías hace unos meses, y porque Waqar también es testigo de que la policía asesinó al joven Christian Khurram Masih.

El 22 de junio, el oficial de policía Arif Jutt, junto con algunos de sus compañeros, entraron a la casa de Younas Masih en una aldea en Gojra, distrito de Toba Tek Singh y lo torturaron a él, a su esposa Tahira Bibi y a sus hijos Arslan Masih y Karaf Masih. Los policías buscaban a otro hijo, Waqar, que no se encontraba en la casa en ese momento. En la tortura, Younas Masih sufrió muchas heridas y la policía llevó arrestados a los dos hijos, Arslan y Karaf. Durante su primera noche en la cárcel, ellos recibieron la noticia de que su padre había muerto. Entonces la policía dejó inmediatamente en libertad a los dos jóvenes.

Mientras tanto, un grupo vinculado a Human Rights Focus Pakistan (HRFP) empezó a reunir pruebas visitando a las víctimas en su casa y entrevistando a familias y vecinos, entre ellos Muhammad Awais y Muhammad Usama (testigos presenciales del ataque policial contra Younas Masih y su familia). .

Arslan Masih le dijo a HRFP que su hermano Waqar Masih es un joven muy servicial con todos los cristianos locales. Es testigo ocular del asesinato del joven Khurram Masih, cuyo caso está a cargo de la comisaría de Gojra y también involucra a algunos policías de Gojra. La policía intentó presionar a Waqar para que no testificara. Uno de los acusados ​​de la muerte de Khurram es precisamente el oficial de policía Arif Jutt quien, ante la negativa de Waqar, atacó a su familia y causó la muerte de Younas Masih por las torturas.

Al principio, la policía se negó a aceptar la denuncia contra Arif Jutt y sus colegas por la muerte de Younas Masih. Recién después de que Waqar llevó el cuerpo de su padre a una calle cercana, la policía aceptó la denuncia. Mientras tanto, Arif Jutt y todos los policías involucrados huyeron y se escondieron, con la ayuda de sus colegas del departamento.

El 15 de julio, la policía pidió al notable de la aldea, Aurang Zaib Jutt, que convenciera a Waqar de llegar a un acuerdo con Arif Jutt. Aurang Zaib le hizo notar a Waqar que, como él es parte de una minoría (cristiana) más débil en la aldea, debe tratar de no desafiar a los musulmanes. A cambio de retirar su testimonio, le ofrecieron a Waqar una gran suma de dinero. Pero él no aceptó porque dijo que "mi fe me lo prohíbe".

Arif Jutt pensó entonces en vengarse incriminando a Waqar Masih con acusaciones falsas, para enseñar a los cristianos cómo deben comportarse con los musulmanes y la policía del departamento.

El 16 de agosto pasado, Waqar Masih fue detenido cuando estaba sentado en la motocicleta de su amigo, Muhammad Usama (también testigo ocular del ataque contra Younas Masih). Los agentes de la Fuerza Antinarcóticos (ANF) lo arrestaron bajo los cargos de posesión y venta de 4.800 kilos de marihuana, y porque tenía dos pistolas ilegales.

Waqar todavía se encuentra en la cárcel y la HRFP está siguiendo su caso, ayudando también a su familia que ha sido amenazada.

Naveed Walter, presidente de HRFP, dice que lo ocurrido a Waqar Masih y las acusaciones en su contra son otra muestra del verdadero rostro de la policía y la manera como influyen en los juicios. Los familiares de Waqar se lamentan por semejante falta de justicia: "Pareciera que todas las fuerzas institucionales, incluyendo la policía, y las autoridades religiosas y políticas locales, se han confabulado contra los cristianos".

 

PK-WAQAROK.png PK-WAQAROK.png