Todavía no hay un ‘sí’ convencido de China para el acuerdo con el Vaticano
de Wang Zhicheng

En la conferencia de prensa de rutina, el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de China elogia el pasado del acuerdo, pero no dice nada sobre su renovación. Incisiva aclaración sobre Taiwán. El primer interés de China es que el Vaticano corte relaciones con Taiwán.

 


Beijing (AsiaNews) - Por segunda vez, un miembro del Ministerio de Relaciones Exteriores de China elogió el acuerdo provisional entre China y el Vaticano, pero no dijo nada sobre la renovación. Fue en las declaraciones de ayer, durante la conferencia de prensa de rutina del Ministerio de Relaciones Exteriores en Beijing, que ofreció el portavoz Wang Wenbin.

Durante el encuentro, un reportero de Kyodo News preguntó: “China y el Vaticano han extendido el acuerdo sobre el nombramiento de obispos. ¿Qué significado tiene esta relación entre las dos partes? Dado que el Vaticano tiene actualmente 'relaciones diplomáticas' con la República de China, ¿qué efecto tendrá esta extensión sobre la posibilidad de que China y el Vaticano establezcan relaciones diplomáticas? ".

La respuesta de Wang Wenbing fue muy genérica y repitió frases ya utilizadas otras veces para describir la relación entre Beijing y la Santa Sede.

“El acuerdo provisional entre China y el Vaticano sobre el nombramiento de obispos - dijo - ha funcionado sin problemas desde que se firmó hace dos años, gracias a los esfuerzos conjuntos, y el catolicismo en China ha mostrado un desarrollo decisivo. Las dos partes mantendrán una estrecha comunicación y consultas para mejorar continuamente las relaciones bilaterales. Existe una buena comunicación entre las dos partes. China mantiene una actitud sincera y positiva sobre el progreso de las relaciones con el Vaticano. Damos la bienvenida a los intercambios entre las dos partes con una actitud de apertura”.

Como se puede ver, no hay señales de una novedad en la respuesta, como si la renovación del acuerdo no se hubiera concretado

Hace dos semanas otro portavoz, Zhao Lijian, también fue muy cauteloso en sus declaraciones, que no contenían ningún "sí" convencido.

En comparación, llama la atención que en el lado del Vaticano - a través de numerosas personalidades anónimas - haya un continuo "auspicio" de que el acuerdo continúe, de que el acuerdo se renueve "a finales de septiembre". Más autorizado, el Secretario de Estado Card. Pietro Parolin, declaró el pasado 14 de septiembre: “Nuestra intención es que [el acuerdo] sea prorrogado, creo que se puede seguir adoptando ‘ad experimentum’, como se ha hecho en estos dos años, para verificar su utilidad. ".

El cardenal Parolin también habló de "octubre" como período para renovarlo, sobre todo porque el acuerdo, firmado el 22 de septiembre de 2018, entró en vigor un mes después.

El hecho es que en las declaraciones de la parte china no hay un "auspicio" para la renovación del acuerdo. O bien, como si incluso en la prórroga del acuerdo provisional no estuviera presente lo que más interesa a Beijing.

Como han dicho varios expertos, el principal interés de China en las relaciones con el Vaticano es que éste corte relaciones con Taiwán. El Vaticano es el único país de Europa que cuenta con una embajada de la República de China. Retirar este apoyo crearía problemas a nivel económico y diplomático, dado que en la actualidad la isla es reconocida solo por otras 14 naciones.

En efecto, las frases más incisivas de la respuesta de Wang Wenbin al reportero de Kyodo News fueron las referidas a Taiwán: “En primer lugar - dijo - me gustaría subrayar que la región de Taiwán es una parte inalienable del territorio chino. Por favor, en el futuro recuerde utilizar el nombre que corresponde: 'Región de Taiwán, China' ".

 

CINA-Wang_Wenbing.png