Corea, Tíbet y el Mar de la China: conflictos ‘congelados’ se convierten en enfrentamientos armados

Se perfila cada vez más una “tercera guerra mundial por partes”, tal como denunciara papa Francisco. Un funcionario surcoreano fue asesinado por la policía fronteriza de Pyongyang. Alta tensión en la frontera indochina: murió un paramilitar indio de origen tibetano. Enfrentamientos por los derechos de pesca en el Mar de China meridional. 

 


Hong Kong (AsiaNews/Agencias) – Los conflictos “congelados” en Asia se perfilan cada vez más como auténticos enfrentamientos armados, con muertos y heridos, como fuera denunciado por papa Francisco, al referirse a la “tercera guerra mundial por partes”.  

El ministerio de Defensa surcoreano hoy reveló que un funcionario civil del  ministerio de Océanos y Pesca fue asesinado por la policía fronteriza de Corea del Norte. Cabe recordar que teóricamente las dos Coreas están en guerra; el Norte y el Sur jamás firmaron un tratado del paz al término del conflicto que las enfrentó entre 1950 y 1953. 

El hombre se encontraba a bordo de un barco que inspeccionaba las aguas de los alrededores de Yeonpyeong, en el Mar Amarillo. Las autoridades de Seúl sospechan que  él intentó desertar hacia Corea del Norte, nadando hacia la frontera, con ayuda de un salvavidas. Una vez interceptado, las fuerzas especiales norcoreanas le habrían dado muerte, quemando luego el cuerpo, que posteriormente fue hallado en el mar. Según los servicios de inteligencia de Corea del Sur, los militares del Norte tienen orden de “disparar y matar” a cualquiera que intente infiltrarse en el país, una medida con la que se apunta a combatir la emergencia de coronavirus.

Otro frente candente de la región de Asia-Pacífico es la frontera del Himalaya situada entre China y la India. Beijing y Delhi abrieron un canal para detener la escalada militar a lo largo de la frontera provisoria (Line of Actual Control, LAC) que divide los dos países. 

Los dos gigantes asiáticos comparten una frontera de 3.488 km en la intransitable región del Himalaya, por la cual se batieron en un conflicto breve y sangriento en 1962. Delhi reivindica amplios sectores del Aksai Chin (que los chinos obtuvieron de Pakistán); Beijing plantea sus pretensiones sobre el Estado indio de Arunachal Pradesh.

En los últimos 45 años, las dos fuerzas armadas se enfrentaron en varias oportunidades, pero no se registraron víctimas. Sin embargo, a fines de agosto murió un soldado indio de las Fuerzas especiales tibetanas fronterizas, por las heridas recibidas al estallar una mina sobre la frontera provisoria, la LAC. El 15 de junio, las tropas indias y chinas se enfrentaron en el vallde Galwan, ubicado entre el Ladakh y el Aksai Chin chinos: el combate culminó con la muerte de 20 soldados indios, y un número no confirmado de militares chinos. Según informa la prensa, Beijing habría enviado tropas, en respuesta a la construcción de una carretera sobre la frontera, por parte de la India.

También comienza el conteo de víctimas en el Mar de China meridional, donde las pretensiones territoriales de China se topan con varios países del área, sostenidos por los EEUU. El mes pasado, la Guardia costera de Malasia detuvo una barco pesquero vietnamita y mató al pescador. Cabe destacar que los derechos de pesca, uno de los temas de controversia en la cuestión de las aguas disputadas, no se limitan a las actividades de China.

_114582359_gettyimages-1228677834.jpg