Reaparece Chen Qiushi, el reportero que describió el horror en Wuhan. Está bajo estricta vigilancia
de Wang Zhicheng

El ex abogado por los derechos humanos, devenido video-reportero, desapareció tras permanecer dos semanas en Wuhan, donde documentaba todo lo que sucedía en la ciudad: los infectados, los muertos, el colapso de los hospitales y los hornos crematorios. No es el único periodista desaparecido.


Beijing (AsiaNews) – El abogado y periodista ciudadano Chen Qiushi, quien desapareció mientras difundía un reportaje sobre Wuhan, en plena pandemia, reapareció después de siete meses. Actualmente vive con sus padres en Qindao, pero se encuentra bajo estricta vigilancia. 

Chen, de 35 años, viajó a Wuhan para visitar el epicentro de la epidemia de coronavirus hacia fines de enero. Él quería documentar todo lo que sucedía en la ciudad: los infectados, los muertos, los hospitales repletos de pacientes hasta colapsar y las funerarias trabajando día y noche en la cremación de los cadáveres, etc.

El 7 de febrero desapareció sin dejar rastros. En aquél entonces circuló en Twitter un video de su madre, que exigía noticias del paradero de Chen. 

Ayer, Xu Xiaodong, un experto en artes marciales y amigo de Chen, difundió un video en el que dice que Chen goza de buena salud, pero que se encuentra “bajo estricta vigilancia, en una residencia obligatoria”. El domicilio donde se lo obliga a permanecer es la casa de sus padres, en Qingdao (Shandong).

Para Chen Qiushi, los problemas con las autoridades no son una novedad. Ex abogado por los derechos humanos, devenido video-reportero, se hizo famoso por sus notas sobre las manifestaciones en Hong Kong, el año pasado. Esto le trajo problemas, y al regresar a China, tuvo que permanecer en silencio y se vio forzado a cancelar su trabajo. También eliminaron sus cuentas en las redes sociales, donde era seguido por más de 700.000 personas. 

Chen es solo uno de tantos periodistas “desaparecidos” en Wuhan mientras reportaban noticias y videos de la pandemia. En ese período, China libró una verdadera guerra contra el “virus de la información independiente”. A principios del mes de febrero, desaparecieron dos blogueros famosos: Fang Bin y Li Zehua.

Li reapareció a fines de abril; de Fang, no se supo más nada. Otra periodista ciudadana, Zhang Zhan, permaneció custodiada por las fuerzas de seguridad de Wuhan hasta fines de mayo. Ahora, la mujer se encuentra en Shanghai, acusada de “generar debates y provocar probemas”, un crimen muy utilizado para silenciar a los activistas.

CINA_-_Chen_Qiushi.jpg